Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La salud es lo primero

Entra en vigor el nuevo protocolo anticontaminación en Madrid y la autora afirma: 'Necesitamos ciudades pensadas para las personas y no solo para sus vehículo'

Madrid vivirá este otoño una gran transformación. Nacerá Madrid Central, que hará de pulmón para el resto de la ciudad y convertirá al distrito más frecuentado en un lugar más agradable para sus visitantes y residentes. También arranca el nuevo protocolo para frenar los episodios de alta contaminación que enturbian el cielo madrileño, y acabamos de aprobar nuevas normas de convivencia vial para dar más protagonismo al peatón, al transporte público, a la bicicleta y a las nuevas formas de movilidad.

Son ya tres años de trabajo continuo con un objetivo claro: luchar contra la contaminación que provoca miles de muertes prematuras en Madrid al año. Según los estudios de la Agencia de Medio Ambiente Europea o del estudio del Observatorio de Salud y Medio Ambiente, publicado esta misma semana, el tráfico no solo produce accidentes, sino también problemas sanitarios. Además, ocupa el 80 por ciento del espacio público y provoca molestos ruidos.

El Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que se aprobó hace un año y ha puesto a Madrid en la senda de las ciudades más modernas, nos ha brindado un voto de confianza para librarnos de la ‘multa’ europea por incumplir la normativa desde hace una década; y desde otros lugares del mundo nos miran como ejemplo de ciudad que busca alternativas al vehículo privado. Nuevos autobuses poco contaminantes, itinerarios ciclistas, carriles bus, peatonalizaciones, nuevos puntos de recarga eléctricos, más recursos para el transporte público y el impulso a la movilidad compartida son noticias casi a diario y están permitiendo a Madrid dar ese gran cambio.

Es un camino largo. Madrid lleva décadas transformándose para albergar cada vez más y más coches, con autovías en plena ciudad. Ahora nuestro objetivo es darle la vuelta a esa ciudad que nos tiene que acoger. Es importante para cada uno de nosotros y nosotras, y, no nos olvidemos, para el Planeta.

¿Cómo lo estamos haciendo? Aunque a algunos les sorprenda, no nos estamos inventado nada. Estamos siguiendo las mismas recetas que las ciudades que han conseguido buenos resultados en la lucha contra la contaminación y las recomendaciones de los expertos en movilidad… del siglo XXI. Hoy, en Madrid, se usa menos el coche y más el transporte público que hace una década.

Además, lo estamos haciendo escuchando. Hemos mantenido numerosas reuniones con asociaciones y colectivos muy variados y representativos, y se han realizado procesos participativos, intentando conciliar sus intereses, a veces contrapuestos, con los intereses colectivos. Seguiremos abiertos al diálogo y al debate, pero no hay debate posible sobre movilidad y modelo de ciudad si en él no tenemos en cuenta primero la salud.

Las ciudades agrupan a la mayor parte de la población y son el motor económico de la sociedad, así que no hay plan B. Necesitamos ciudades que no nos maten, ciudades donde poder movernos con seguridad andando, en transporte público, en bicicleta, en patinete o en coche, ciudades que simplemente racionalicen el uso del vehículo privado. En definitiva, ciudades pensadas para las personas y no solo para sus vehículos.


Inés Sabanés es concejal de Ahora Madrid y Delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información