Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez avala la retirada de tres generales franquistas del callejero de Madrid

Desestima el recurso de la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios contra el cambio de nombre de las calles General Millán Astray, General García Escámez y General Yagüe

Calle de la maestra Justa Freire, anteriormente calle Millan Astray, en Madrid
Calle de la maestra Justa Freire, anteriormente calle Millan Astray, en Madrid

El Juzgado del contencioso administrativo número 14 de Madrid ha desestimado un recurso interpuesto por la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios contra la decisión del Ayuntamiento de la capital de cambiar el nombre de las calles del General Millán Astray, del General García Escámez y del General Yagüe. El juez entiende que los tres militares participaron "en la sublevación militar, en la exaltación del franquismo y en la represión de la dictadura". Las calles se llamarán ahora Maestra Justa Freire, San Germán y Anselmo Lorenzo.

El 31 de mayo, otro juzgado de lo contencioso administrativo, el número 7 de Madrid, anuló el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de sustituir el nombre de la calle del General Millán Astray —fundador en 1920 de la Legión Española—, en el distrito de Latina, por el de Maestra Justa Freire, tras un recurso presentado por la Plataforma Patriótica Millán Astray. Por lo tanto, en estos momentos existen dos decisiones judiciales dispares sobre esa calle madrileña: una que avala el cambio de nombre adoptado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento y otra que obliga al Consistorio a mantener la denominación General Millán Astray.

Las tres calles a las que afecta la sentencia conocida este lunes forman parte de las 52 cuyos nombres el Ayuntamiento pretende modificar en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

En su fallo del pasado viernes, el juzgado recoge la opinión del Comisionado de la Memoria Histórica: "Existen datos suficientemente documentados en el procedimiento que involucran a los generales rotulados en las calles con la contienda y en la sustentación del régimen político surgido de la Guerra Civil", señala. Y añade: "No existen dudas así de la participación en la sublevación militar, en la exaltación del franquismo y en la represión de la dictadura".

Justa Freire, que da nombre a la calle dedicada hasta ahora al general Millán Astray, fue "una de las maestras más conocidas en los años veinte y treinta del siglo XX", afirma el Ayuntamiento. Freire, que entró en contacto con la Institución Libre de Enseñanza, fue denunciada al acabar la Guerra Civil por sus actividades como directora del colegio Alfredo Calderón y condenada a seis años y un día de prisión. En 1953 consiguió que se revisara su expediente, pero no se le permitió volver a su puesto de directora.

El Ayuntamiento tiene también el respaldo del juez para quitar de otra calle el nombre del general Yagüe, que fue uno de los cerebros de la sublevación de 1936, y sustituido por el de San Germán, dada la cercanía de esa vía a la parroquia que lleva su nombre. Para la calle del general García Escámez, que también participó en el golpe de Estado contra el Gobierno de la Segunda República, el Ayuntamiento ha abogado por el nombre de Anselmo Lorenzo, conocido como el abuelo del anarquismo español y que fue uno de los fundadores en 1910 de la CNT.

Al desestimar el recurso, el juzgado impone el pago de las costas a la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios y le da un plazo de 15 días para presentar un recurso de apelación.

La alcaldesa, Manuela Carmena, decidió someter en abril del año pasado la aprobación del nuevo callejero al voto del pleno, pese a ser una materia de competencia exclusiva del ejecutivo local. Todos los partidos aprobaron la medida, salvo el PP, que se abstuvo. Tras este acuerdo, figuras literarias y filosóficas como Manuel Chaves Nogales, Simone Weil o Max Aub, además de otras como el histórico dirigente de CC OO Marcelino Camacho o el político socialista Julián Besteiro entrarán en el nuevo callejero.

Seis calles en cuestión

De las 52 calles de Madrid cuyo nombre ha sido modificado siguiendo las indicaciones del Comisionado de Memoria Histórica, seis han sido objeto de sentencias contrarias a la decisión del Ayuntamiento de Madrid. Son estas:

Hermanos de García Noblejas. El 23 de mayo, una juez anula el cambio de nombre atendiendo a un recurso de la familia de los homenajeados.

General Asensio Cabanillas. En mayo, una juez anula el cambio de nombre al considerar que no hay pruebas que demuestren que el general colaborara en la sublevación militar o en la guerra civil o fuera un "instrumento relevante en el sostenimiento del sistema dictatorial implantado por Franco después de la guerra"

Calle del General Millán Astray. El 31 de mayo, un juez anuló el cambio de nombre y este lunes se ha conocido un fallo en sentido contrario. El Ayuntamiento anunció que recurriría la primera sentencia.

Caídos de la División Azul. Un juez anuló en abril el cambio de nombre por considerar que la creación de este cuerpo es posterior al Guerra Civil y, por lo tanto, no exalta la sublevación militar de 1936.

Calle del Algabeño. José García Carranza, apodado Pepe El Algabeño, torero y terrateniente andaluz que en julio de 1931 estuvo involucrado en la muerte de cuatro obreros en Sevilla.

Glorieta Cirilo Martín (Aravaca). La familia recurrió por considerar que "nunca fue franquista ni falangista".

Más información