Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Jorge estudia llevarse sus mataderos para evitar la ley de cooperativas

CC OO y UGT anuncian una huelga indefinida en protesta por las "falsas cooperativas" y la pérdida de 1.400 puestos de trabajo

Un grupo de trabajadores de Le Porc Gourmet, en una protesta reciente.
Un grupo de trabajadores de Le Porc Gourmet, en una protesta reciente.

El conflicto laboral que existe en dos mataderos del Grupo Jorge —el de Mollerussa y el de Santa Eugènia de Berga—, por las condiciones de trabajo de las cooperativas que contrata, amenaza con endurecerse. CCOO y UGT han anunciado este martes una huelga indefinida en protesta por la posibilidad de que la empresa traslade su productividad fuera de Cataluña y se lleve por delante a 1.400 puestos de trabajo. El Grupo Jorge ha admitido que esta opción está sobre la mesa para evitar la ley catalana de cooperativas, que les ha acarreado varias inspecciones de trabajo.

El Grupo Jorge y los dos centros de matadero y salas de despiece que tiene en la Cataluña central (Le Porc Gourmet y The Fortune Pig) están bajo la lupa de la Inspección de Trabajo de la Generalitat desde hace más de un año. En marzo de 2017 se modificó la ley catalana de cooperativas para aumentar el cerco a las “falsas cooperativas”, un cambio que obligaba a que los autónomos que facturan en cooperativas tienen que percibir unas prestaciones “equivalentes” a las de los trabajadores del régimen general.

Pronto, la Administración puso bajo vigilancia al sector cárnico. Según Comisiones Obreras, al menos un 10% de los trabajadores de esta importante industria son falsos autónomos y trabajan bajo duras condiciones: los sindicatos aseguran que la empresa se ahorra costes laborales, que paga el trabajador autónomo, y que la relación con las cooperativas solo tiene este objetivo. La Generalitat llevó a cabo dos macroinspecciones en Le Porc Gourmet y las inspecciones fueron acompañadas por las huelgas de los trabajadores autónomos, la mayoría inmigrantes.

Un portavoz del Grupo Jorge, compañía de origen aragonés, ha reconocido que la empresa “estudia trasladar sus centros de producción fuera de Cataluña, como consecuencia de la inseguridad jurídica por la ley de cooperativas”. Esta empresa ya encendió los ánimos de los sindicatos el pasado mes de febrero: los trabajadores denunciaron que el Grupo Jorge les obligaba a firmar con una cooperativa gallega, que no estaba sujeta a la ley catalana.

“La idea de trasladar los centros de producción es una entre muchas: estamos gastando entre ocho y nueve millones al año para cumplir la ley catalana, y la Generalitat no nos dice si lo estamos haciendo bien. Mientras tanto, hace un año que los directivos solo hablan de derecho, cuando tendrían que hablar de cerdos”, ha lamentado el portavoz de la empresa.

Ante la posible marcha del Grupo Jorge y la pérdida de 1.400 puestos de trabajo, CC OO y UGT han anunciado una huelga indefinida en los dos centros de trabajo del grupo aragonés, que empezará dentro de dos semanas si antes no se llega a un acuerdo con la mediación de la Generalitat. “Hace un año que no hablamos con los directivos, la única manera de sentarse con ellos para discutir sobre las falsas cooperativas es la huelga indefinida”, ha argumentado Jesús Ribera, secretario de Política Industrial de CC OO.

El sindicato no solo llama a la huelga al centenar de trabajadores fijos que tiene la empresa, sino que la extiende a todos los trabajadores autónomos que facturan con las cooperativas. “Esta industria, que genera tanto dinero, no puede tener estas condiciones de trabajo”, ha afirmado. La industria cárnica de España representa el 2% del PIB, y Cataluña concentra el 40% de la producción de la carne de cerdo.