Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere uno de los trabajadores de Metro Madrid que sufrió cáncer a causa del amianto

Se trata de A.M.C, oficial de mantenimiento de ciclo corto del suburbano y que fue el segundo empleado de la compañía al que se le reconoció la enfermedad profesional

Vagones del Modelo 5.000 circulando por la Línea 9 de Metro de Madrid.
Vagones del Modelo 5.000 circulando por la Línea 9 de Metro de Madrid.

Uno de los trabajadores de Metro Madrid que desarrolló asbestosis —una enfermedad rara que causa fibrosis pulmonar originada por una contaminación por estar expuesto a fibras de amianto durante su actividad profesional ha muerto esta tarde, según han explicado fuentes sindicales. Se trata del trabajador A.M.C, oficial de mantenimiento de ciclo corto del suburbano y que fue el segundo empleado de la compañía al que se le reconoció la enfermedad profesional por desarrollar un cáncer a causa de la exposición a este mineral. A. M. C. se incorporó a Metro Madrid en 1979 para dedicarse al mantenimiento de trenes, primero como peón ayudante y más tarde como oficial.

Según fuentes sindicales, la víctima tenía la enfermedad muy desarrollada, con un estado de salud que durante los últimos meses se había deteriorado bastante. Se encontraba de baja laboral desde el 9 de junio del año pasado por asbestosis, tuvo una intervención de corazón en 2017 y otra operación para extraerle un tumor cerebral este año, pero este último se le había reproducido.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social reconoció la enfermedad profesional a tres trabajadores por considerar que sus respectivas dolencias estaban motivadas por estar en contacto con amianto. El primero de ellos fue reconocido a finales del año pasado, y los otros dos, incluido el fallecido, ya en 2018. Además, uno de estos trabajadores (Santos González Roldán), que estuvo en mantenimiento de escaleras en la época a principios de la década de los ochenta, compareció recientemente en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid y expuso que no recibió información ni formación sobre el amianto.

La Inspección de Trabajo ha propuesto una sanción a Metro Madrid valorada en 191.000 euros por considerar que la compañía no tomó medidas suficientes para evitar los riesgos de exposición al amianto de sus trabajadores, a raíz de que se reconociera el primer caso de enfermedad profesional. También derivó el caso a la Fiscalía de la Comunidad de Madrid, que recientemente inició diligencias de investigación. Este departamento también ha propuesto una sanción administrativa a la compañía por entender que se retrasó a la hora de inscribir a Rodríguez Roldán en el registro de enfermedad profesional (CEPROS).

Metro ha indicado recientemente que ha realizado más de 390 exámenes médicos de los 470 previstos a trabajadores de la empresa, de los cuales todos han dado hasta el momento resultado negativo. La compañía invertirá un total de 140 millones de euros para la eliminación de este mineral en toda la red, tanto en el material móvil como en estaciones y otras instalaciones. 

El secretario general de CCOO en el suburbano madrileño, Juan Carlos de la Cruz, ha expresado su consternación por el fallecimiento de A. M. C., afiliado al sindicato, y ha subrayado que van a exigir a la empresa la indemnización correspondiente por no haber adoptado las medidas necesarias para evitar su exposición al amianto.

Más información