Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Girona aprueba cambiar el nombre de la plaza de la Constitución por el de Uno de Octubre

La moción se apueba con los votos del PDeCAT, ERC y la CUP

Plaza de la Constitución de Girona, cuyo nombre ha cambiado por el de plaza Uno de octubre.
Plaza de la Constitución de Girona, cuyo nombre ha cambiado por el de plaza Uno de octubre.

El pleno del Ayuntamiento de Girona —gobernado por el PDeCAT— aprobó este lunes el cambio de nombre de la plaza de la Constitución por el de plaza de “ l’U d'Octubre de 2017” por mayoría absoluta, con los 18 votos a favor de PDeCAT, ERC y la CUP y los 8 votos en contra de PSC, Ciudadanos y PP. La alcaldesa, Marta Madrenas, afirmó que la decisión es “un homenaje a todos los ciudadanos” que participaron en el referéndum. Decenas de personas asistieron a la sala de plenos y la mayoría de ellos aplaudieron largamente cuando se votó el cambio de nombre.

Previamente, Ciudadanos advirtió al secretario municipal que no se podía llevar el cambio de nombre como un “acuerdo de pleno” porque no había pasado por la Junta de Gobierno local, que es donde legalmente debe aprobarse. Madrenas convocó entonces una junta de urgencia, que votó llevar la propuesta como “moción de urgencia”. El pleno finalmente aprobó “modificar el acuerdo de Pleno de 4 de diciembre de 1981 y sustituir la denominación de la plaza de la Constitución por la plaza del Uno de Octubre de 2017”.

La alcaldesa, Marta Madrenas, defendió el cambio de nombre de la plaza en la voluntad de dar un "homenaje" a las personas que participaron en el referéndum, anulado por el Tribunal Constitucional. Además, se quejó de que “la Constitución ha perdido toda la legitimidad para ser ley de leyes”. “Gracias a esta ley de leyes vuelve a haber exiliados políticos y aplican a Cataluña un régimen, el 155, que se me acaban los adjetivos para describir lo que supone su aplicación y gracias a ella Rajoy podrá decidir quien es el presidente de Cataluña. ¿Es esto la democracia que entienden ustedes?” se preguntó la alcadesa.

La medida fue contestada con contundencia por los partidos constitucionalistas. La edil del PP Concepció Veray criticó que el debate habría sido muy diferente si se hubiera puesto el nombre de "Uno de Octubre" a otro lugar y no a la plaza de la Constitución. Veray definió la Constitución como “ley de leyes, punto de encuentro y garantía de libertad, seguridad y igualdad para todos”. La edil de Ciudadanos Miriam Pujola acusó a los partidos independentistas de “ir a destruir". "Quieren erradicar la legislación vigente como quien cambia el nombre de una plaza, pero esto no es posible, porque nuestro marco jurídico, el de todo, no se puede modificar por enojo de algún grupo”, lamentó. La portavoz de PSC, Silvia Paneque, hizo un llamamiento a un “camino moderado de consensos”. Para Paneque, la decisión adoptada ayer fue la "menos acertada".

Más información