Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau licita de una tacada 10 obras en Glòries: cinco del túnel y cinco de la plaza

El Ayuntamiento busca tener mayor control de los trabajos, recuperar tiempo y dar oportunidad a más empresas

Obras del túnel de Glòries.
Obras del túnel de Glòries.

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha salido tan escaldado de las obras del túnel de Glòries (retraso, sobrecoste, paralización, rescisión del contrato a las constructoras y todavía por cerrar la negociación sobre la liquidación) que ha optado por trocear los trabajos que faltan en pequeños lotes para ganar control sobre la obra. Una división que ha llevado al Ayuntamiento a sacar a concurso diez obras de una tajada: cinco del túnel para soterrar la Gran Via y cinco para comenzar a materializar la futura plaza. En total, casi 80 millones de euros. Para coordinar a tantas empresas, sacará también a concurso una única dirección de obra.

Los servicios jurídicos estudian si excluyen a la UTE de la obra parada

Una de las incógnitas de las obras que faltan del túnel de Glòries es si el Ayuntamiento excluirá de la licitación a las empresas de la UTE que ejecutaba los trabajos ahora parados. Son Copisa, Comsa y Rogasa. Es una situación de la que no hay precedentes en la contratación de Bimsa. "No es una decisión política sino técnica", explicó ayer la concejal de Urbanismo, Janet Sanz, que afirmó que los juristas analizan si hay alguna práctica que sea causa de exclusión de las firmas.

Otra cuestión que falta cerrar es precisamente la liquidación con las empresas tras la rescisión del contrato. Todavía no hay acuerdo entre la UTE y Bimsa. La dirección de la obra está estudiando la propuesta de las empresas para negociar la liquidación definitiva.

La concejal de Urbanismo, Janet Sanz, y el director general de Bimsa, Ángel Sánchez, explicaron ayer que troceando los trabajos persiguen dar oportunidades a un mayor número de empresas, impedir bajas excesivas (la del túnel fue del 24%) y facilitar trabajos simultáneos para recuperar tiempo perdido. Sanz subrayó que las empresas podrán presentarse a todos los lotes, pero solo ganar uno. Y Sánchez añadió que, con uniones temporales de dos empresas para cada lote, el consistorio podría dar trabajo a 20 empresas. "Queremos comenzar de nuevo y hacerlo bien", dijo Sanz. De acuerdo con el calendario, las máquinas deberían volver a trabajar en Glòries durante el primer trimestre del año que viene.

El equipo de Urbanismo admite la complejidad de coordinar 10 obras de forma simultánea: requerirá mayor trabajo de control y coordinación. Pero está dispuesto a asumir el riesgo para evitar la crisis que atraviesa la mayor obra que se ejecuta en Barcelona. "Lo hemos estudiado bien, no es lo mismo hacer una obra que cinco. Necesitaremos cinco campas, por ejemplo, con casetas y servicios. Pero queremos evitar otros inconvenientes", precisó el director general de Bimsa, que también puso en valor que tantos lotes "pueden ser un motivo de competencia sana entre las empresas". Por contra, la dispersión de las contratas es una forma de “poner en riesgo” la marcha y la coordinación de ellas, en opinión del Partit Demòcrata del consistorio.

De los cinco lotes del túnel, tres corresponden a la fase que se paralizó y dos a la que prolongará la infraestructura hasta la rambla del Poblenou. Los tres primeros son tres para apuntalar y excavar debajo de los túneles ferroviarios (el de la línea 2 de Renfe, las líneas 3 y 4 de cercanías y el metro). Los otros dos, para construir la estructura de la pantalla y losa de la segunda fase del túnel y para excavarla posteriormente.

En el caso de la plaza, los trabajos se dividen también en cinco lotes y corresponden a la parte montaña de la Canòpia, entre las calles de Cartagena e Independencia. Un espacio de 46.000 metros cuadrados que la concejal aseguró que estarán terminados en 2019. Los cinco concursos son para ejecutar la urbanización de la futura rambla de los Encants; la "clariana"; el depósito de agua y la caseta de los jardineros; el espacio para jóvenes y la zona verde que lo rodeará; y las instalaciones del parque.

En los diez lotes, el Ayuntamiento tendrá en cuenta los nuevos criterios de contratación pública, que incorpora cuestiones como que las empresas paguen por encima de convenio, el porcentaje de personal de plantilla o la contratación de personas discapacitadas o en riesgo de exclusión. En este caso, también se premiarán las ofertas que contraten personal que ya trabajaba en las obras paralizadas. En cualquier caso, la oferta técnica tiene un peso de 49 puntos sobre 100 y el plazo de garantía otros seis.

Sanz quiso poner en valor que además de cumplir con el Compromiso de Glòries, ejecutar estas obras es "dar continuidad a una apuesta de ciudad". "Hacer Glòries tiene también que ver con la lógica metropolitana de enlazar la zona del Besòs: tiene vínculos con las obras de la Meridiana, de la calle de Pere IV, el Plan de Barrios o la Agenda Besòs con otros cinco alcaldes metropolitanos".

Más información