Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau se compromete a construir las dos fases del túnel de Glòries

El conjunto de la obra estará finalizado en 2021 y costará otros 100 millones

Obras del túnel de Glòries.
Obras del túnel de Glòries.

Tras dos años de mandato con indefiniciones al respecto, la alcaldesa de Barcelona ha anunciado este martes durante una entrevista en BTV que el gobierno municipal tiene intención de realizar las dos fases del túnel de Glòries que soterrará la Gran Via: desde la calle de Castillejos hasta la Rambla del Poblenou. Es la noticia que esperaban los vecinos, que vieron como rozando el final del pasado mandato, el ex alcalde Xavier Trias, decidió partir las obras en dos fases y solo licitó la primera: de Castillejos hasta Badajoz.

Y ha sido este tramo el que se ha convertido en una pesadilla para el actual equipo de Urbanismo. En octubre pasado el ayuntamiento tuvo que reconocer que las obras iban con 18 meses de retraso. Se trata de un túnel que tiene que bajar a gran profundidad (25 metros) y que pasa por debajo de infraestructuras como una gran cloaca y túneles de tren y metro.

Ante el retraso y un sobrecoste estimado del 60%, en una decisión sin precedentes el gobierno de Colau decidió el pasado abril --en contra de la opinión de los partidos de la oposición!-- paralizar las obras del túnel. Solo la CUP apoyó al ejecutivo en una decisión que busca “hacer limpieza” en un túnel que, además de los retrasos y sobrecostes, está bajo sospecha en el caso 3% de presunta corrupción de la antigua Convergència.

El túnel está ahora mismo cerrado y el consistorio prepara un nuevo contrato con la idea de licitar la obra tras el verano y retomar las obras a comienzos del próximo año. Colau ha dicho que el calendario previsto permitría acabar la obra en 2021. El plazo del actual tramo estaba previsto para 2020 pero juntarlo con la segunda fase “permitirá agilizar los plazos”. “Sacaremos la licitación con los dos túneles atendiendo al Compromiso de Glòries de 2007 y a las demandas de los vecinos que conviven con una plaza abierta y barrios incomunicados, no queremos otra Sagrera”, ha dicho y ha recordado que la auditoría externa que certificó el sobrecoste y el retraso ya recomendaba construir el túnel entero. Hasta ahora se han gastado 43 millones y la nueva licitación prevé invertir otros 100 millones. Tener el túnel cerrado cuesta 1,7 millones.

Ante este alud de incidencias y malas noticias, los vecinos de los cuatro barrios que miran a esta gafada plaza siempre han defendido que si algún tramo de la obra tenía sentido era precisamente entre Badajoz y Rambla del Poblenou. La razón es sencilla: es donde vive la gente y donde la Gran Via parte los barrios. Porque en la plaza de les Glòries no vive nadie.

Más información