Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA prevé que la economía vasca seguirá creciendo hasta 2018 y el paro bajará al 9,4%

La renta por habitante a finales de este año superará en 6,1 puntos la existente al inicio de la crisis

Rafael Domènech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, y Carlos Gorria, director territorial norte de BBVA, este martes en Bilbao.
Rafael Domènech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, y Carlos Gorria, director territorial norte de BBVA, este martes en Bilbao.

La economía vasca seguirá la senda del crecimiento este año y el siguiente, con un avance previsto del  PIB del 2,8% en 2017 y del 2,9% en 2018. Además, en estos dos años podrían crearse en torno a 22.000 empleos y se reduciría la tasa de paro hasta el 9,4% al final de 2018, según el último informe Situación País Vasco elaborado por BBVA Research y dado hoy a conocer en Bilbao.

El estudio apunta a que la economía del País Vasco avanzó a un ritmo del 2,8% durante 2016, encadenando tres años consecutivos de recuperación. Este crecimiento se explica por el dinamismo de la demanda interna vasca y el apoyo del sector exterior, con el mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y el aumento de la riqueza disponible de las familias, cuyo consumo se ha vistio favorecido por un precio del petróleo relativamente bajo.

A futuro, se espera que el ritmo de crecimiento regional se sitúe en torno al 2,8% en 2017 y 2,9% en 2018, aunque se esperan cambios en los factores que vienen impulsando tanto a la demanda interna como al sector exportador, en una economía relativamente más abierta, como la vasca. De cumplirse las previsiones, se completarían cinco años consecutivos con un crecimiento promedio elevado, del 2,8%, más de un punto por encima de la media observada desde 1981.

Las previsiones de crecimiento del PIB tendrán su reflejo  en el mercado laboral durante este bienio con la creación de 22.000 empleos y la reducción de la tasa de paro hasta el 9,4% a finales de 2018. La combinación de un crecimiento del PIB algo superior al promedio nacional y un dinamismo demográfico algo menor ha permitido que el PIB per cápita recuperara el nivel precrisis ya en 2016. En 2017 la renta per cápita superará en 6,1 puntos porcentuales la existente al inicio de la crisis.

En todo caso, aún si se cumplen estas previsiones, en diciembre de 2018 la tasa de desempleo se situará todavía cuatro puntos porcentuales por encima de su nivel a comienzos de 2008.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de desempleados registrado en los servicios públicos de empleo en Euskadi bajó en junio, por cuarto mes consecutivo, en 2.967 personas respecto a mayo, lo que supone un -2,21%, hasta las 131.269 registradas en los servicios públicos de empleo. Con esta evolución, el índice de paro se sitúa en esta comunidad autónoma en el 12,5%, con 13.156 desempleados menos que hace un año (-9,11%).