Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin a 35 días de tractorada en Lugo por el ultimátum del Gobierno

El colectivo Agromuralla retirará este viernes los 300 vehículos

El colectivo Agromuralla ha decidido retirar a partir de mañana, a las cuatro y media, “después de comer”, los casi 300 tractores que rodean la muralla romana de Lugo desde hace 35 días en protesta por los bajos precios de la leche.

La presión de comerciantes, hosteleros y el ultimátum lanzado por la Subdelegación del Gobierno, de aplicarles la ley mordaza, han disuadido a estos ganaderos, ha reconocido uno de sus portavoces Miguel Bruzos Simón. “La Subdelegación estuvo siempre ahí correcta pero la medida que nos decía sabíamos que rompía nuestra manifestación porque colocar los tractores en hilera de una fila no sirve para hacer la presión que hemos podido hacer hasta hoy. Las manifestaciones se hacen para estorbar y para que se nos escuche pero pensamos que así en una fila no era forma”, subraya.

El ganadero ha apelado a que fue una decisión “tomada con el consenso de todos” y “fue la medida que vimos más correcta”, matiza luego de la asamblea maratoniana que celebraron ayer los asociados de Agromuralla. Otro de los portavoces, Andrés Fernández de Guntín, no ha ocultado que se van “decepcionados” y sobre todo esgrime que “está Lugo en contra nuestra, no todos pero unos cuantos que les da por decir que estorbamos”.

Es por ello que han acordado retirar los tractores mañana “a las cuatro y media” para “irnos todos juntos”. Previamente a la una de la tarde se procederá a la lectura de un comunicado. “Después comeremos y marcharemos”, añadió.

Miguel Bruzos, por su parte, confirmaba que se acordó “empezar a hablar” con la Plataforma en Defensa del Sector Lácteo, “aunque por ahora no ha habido ningún tipo de contacto y ahora vienen unos días de descanso y tenemos todo patas arriba en las granjas”. Bruzos también se apresuró en dejar claro que van “a seguir luchando”.“Queda claro que en estos 35 días la Administración no nos hizo ni caso y habrá que buscar otras medidas para que nos escuchen”, clamaba.

Ambos ganaderos participaron con una docena más en una concentración a las puertas del edificio administrativo de la Xunta, en la ronda de la Muralla, el lugar donde han tratado de visualizar su descontento por los bajos precios de la leche en este largo mes de tractorada.