Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para el tesorero de CDC por riesgo de fuga y destruir pruebas

El magistrado de El Vendrell decreta cárcel para Andreu Viloca, jefe de las finanzas de CDC

Los dos arrestados del departamento financiero del partido quedan en libertad

El juez de El Vendrell (Tarragona) que investiga la trama del 3% decretó ayer por la tarde el ingreso en prisión sin fianza para el tesorero de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Andreu Viloca, por seis delitos. El magistrado acordó la prisión a petición de la Fiscalía Anticorrupción con dos de los tres argumentos que prevé la ley: riesgo de fuga y riesgo de destrucción de pruebas. La fiscalía arguye que, en el primer registro de su despacho, el pasado 28 de agosto, la Guardia Civil halló papeles comprometedores en una trituradora. La mayoría de los otros diez detenidos pasarán hoy a disposición judicial.

Viloca fue el único de los 11 detenidos en la tercera fase de la operación Petrum que pasó ayer a disposición judicial. La Fiscalía Anticorrupción le considera una pieza clave en la presunta trama de financiación ilegal de Convergència. "Si esto fuera un equipo de baloncesto, Viloca sería el base", señalan fuentes de la investigación en alusión a su papel destacado para hacer transitar las comisiones ilegales desde las empresas adjudicatarias hasta el partido.

El tesorero de Convergència, de 66 años, se acogió a su derecho a no declarar, tanto ante la Guardia Civil como ante el juez de instrucción número 1 de El Vendrell (Tarragona), Josep Bosch. Su silencio se justifica, según fuentes de la defensa, en que la causa está bajo secreto de sumario y, por tanto, no conoce con detalle los hechos que se le atribuyen. En el auto judicial notificado a las partes, el juez le imputa seis delitos, los mismos por los que le acusa la Fiscalía Anticorrupción: prevaricación, cohecho, financiación ilegal de partidos políticos, alteración de concursos públicos, falsedad y blanqueo de capitales.

El juez ha asumido en su resolución —aunque sin citarlos expresamente— todos los argumentos esgrimidos por los fiscales José Grinda y Fernando Bermejo para pedir el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza. Los fiscales creen que, si Viloca queda libre, existe el riesgo de que destruya pruebas. Y arguyen que eso es lo que ocurrió el pasado 28 de agosto. El abogado de Viloca, Xavier Melero, afirmó que no hay motivos para dictar esa medida.

Por orden judicial, la Guardia Civil registró entonces la sede de la fundación CatDem (afín a Convergència) en busca de indicios sobre el pago del 3%. Los papeles de la fundación estaban, sin embargo, en el despacho del tesorero en la sede de CDC, lo que motivó que el registro se trasladara hasta allí. Los agentes descubrieron una trituradora con unos papeles que se han podido reconstruir en las últimas semanas. Según fuentes de la investigación, esos documentos han sido muy relevantes para esta última fase del caso 3%.

Una medida “exagerada”

El letrado Xavier Melero, abogado del tesorero de CDC, Andreu Viloca, ha anunciado hoy que recurrirá ante la Audiencia de Tarragona el auto de prisión incondicional para su cliente dictado por el juez de El Vendrell porque considera que es una medida "exagerada". Según Melero, Viloca ha reaccionado con “la serenidad de la persona que tiene la conciencia tranquila”.

En la vistilla, los fiscales han dejado claro que el ingreso en prisión será previsiblemente corto, ya que está condicionado a la práctica de unas diligencias judiciales. Viloca pasó a disposición del juez tras un registro maratoniano, primero en su despacho y después en su casa, que se alargó hasta pasadas las tres de la madrugada. Los agentes abrieron (por segunda vez en dos meses) la caja fuerte del despacho y se llevaron documentos, la copia del programa informático donde está la contabilidad del partido e información remitida al Tribunal de Cuentas.

La Guardia Civil dejó en libertad con cargos, sin ponerlos a disposición del juez, a los dos empleados del área financiera de Convergència y a dos de los siete empresarios detenidos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >