Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Manuel López, fotógrafo de la generosidad

El fotorreportero gallego, de 68 años, trabajó en publicaciones clave de la Transición

Manuel López
Manuel López

Fótografo, editor, escritor, crítico de vinos… Así era Manuel López, este gallego de sentimiento y nacimiento que aprendió a fotografiar en la emigración alemana, donde también supo de democracia y socialismo, valores que no abandonaría ya en su vida. López falleció a los 68 años el pasado viernes en Denia (Alicante), donde residía desde hace tiempo.

Al regreso de Alemania, López encontró trabajo en Madrid, en la Gaceta Ilustrada. Pasó a trabajar desde los inicios en el proyecto de la revista democrática Cuadernos para el diálogo, clave en los años de la Transición. Como lo fue también en GaliciaTeima, una cabecera que apoyó enviando fotos desinteresadamente. Se incorporó luego al nuevo medio El Periódico de Madrid, del grupo Zeta.

Manolo López fotografió al golpista Antonio Tejero en el asalto al Congreso de los Diputados. Consiguió sacar el carrete al día siguiente. Los tiempos en el periodismo son raudos. Protagonizó un anuncio sobre la labor bien hecha: durante algún tiempo fue conocido como Manolo Nescafé. Luego, una enfermedad profesional le impidió seguir trabajando y colgó las cámaras.Dio el salto como editor fundando la revista FOTO, referente en la defensa y divulgación fotográfica. Formó parte del primer grupo de fotógrafos que se entrevistó con el ministro de Cultura, Javier Solana, reivindicando la protección y defensa de la fotografía como medio de creación y memoria visual.

Nacido en una pequeña aldea de Vilasantar, en la Galicia más rural, en 1946, tuvo el corazón siempre en su tierra. En ella deja más de 4.000 libros de fotografía que ocupan una sala de la Biblioteca de la Diputación de A Coruña, donados a perpetuidad para disfrute de la ciudadanía. Así era Manolo: generoso, solidario, buena persona. En 2006, el ente provincial coruñés le nombró Fotógrafo Histórico.

El catálogo que se editó con lo mejor de su trabajo –Manuel López, 1966-2006– lleva prólogo de Felipe González. López le había enseñado algunas nociones de fotografía al expresidente cuando estaba en la Moncloa. Desde la primera convocatoria, estuvo en los jurados del premio de creación fotográfica Luis Ksado. Participaba intensamente en los talleres de fotografía que se impartían en paralelo. En la última reunión del jurado, prometió asistir a la próxima inauguración, en el Museo do Pobo Galego. Y allí estará. En el corazón de todos nosotros.