Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Filtraciones en el vertedero de Jaén provocan la contaminación de aguas

Medio Ambiente amenaza con clausurar la planta si el Ayuntamiento no interviene

Centro de recogida de residuos de Jaén y, a la izquierda, una de las balsas de fluidos orgánicos. Ampliar foto
Centro de recogida de residuos de Jaén y, a la izquierda, una de las balsas de fluidos orgánicos.

La situación obsoleta de la planta de residuos de Jaén ha abierto un conflicto medioambiental y político entre el Ayuntamiento y la Junta. Un informe emitido por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), y avalado por los servicios de Inspección de la Delegación de Medio Ambiente en Jaén, ha constatado la “grave afección de las aguas subterráneas y superficiales” tras los análisis practicados en las balsas de fluidos orgánicos del vertedero municipal de la carretera de Fuerte del Rey.

Según las analíticas practicadas, se ha detectado la presencia de sustancias peligrosas como mercurio, cianuro, arsénico, cobre, cromo, níquel y plomo. Las afecciones de esta contaminación se dejan notar sobre el Arroyo la Vaguada y sobre la vía pecuaria Cañada Real Perulera.

El deficiente estado de la planta de compostaje de Jaén viene de lejos. Tanto la CHG como Medio Ambiente han abierto varios expedientes sancionadores contra FCC Medio Ambiente, que es la empresa concesionaria que gestiona esta planta. Sin embargo, ni FCC ni el Ayuntamiento jiennense han tomado medidas hasta la fecha, lo que ha llevado a la Delegación de Medio Ambiente a advertir de una próxima clausura del vertedero si no se adoptan con celeridad medidas correctoras, tal y como ha señalado la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Purificación Gálvez. Antes de eso, Medio Ambiente ha vuelto a apercibir esta semana al Ayuntamiento jiennense con un expediente de ejecución subsidiaria, en el que la Delegación de Medio Ambiente actuaría y después pasaría la factura al Ayuntamiento.

La última inspección ha detectado el incumplimiento de 20 normas

El vertedero municipal de Jaén está estructurado en tres vasos para el depósito de residuos. El primero de ellos, habilitado en 1985, se encuentra sellado y clausurado desde 1998, pero tiene una balsa de fluidos sin impermeabilizar, lo que está provocando la contaminación de las aguas subterráneas y superficiales. En una situación similar se encuentra el segundo de los vasos, que funcionó entre 2002 y 2008. Y el tercero de los vasos, que es el que está en activo, se encuentra colmatado y los técnicos de la Junta consideran que le queda un tiempo máximo de vida de seis meses. Por si fuera poco, Medio Ambiente acusa al Ayuntamiento de no haber previsto en el nuevo PGOU una zona de crecimiento para el vertedero.

El portavoz del equipo de gobierno del PP en Jaén, Miguel Ángel García Anguita, ha indicado que técnicos del Ayuntamiento y de la Junta trabajan ya de manera conjunta para dictaminar cuál es la situación real del vertedero y las medidas que haya que tomar. “Hay que dejar trabajar a los técnicos”, subrayó García Anguita. No obstante, para el gobierno municipal del PP las presiones de Medio Ambiente sobre la saturación y el mal estado del vertedero municipal obedecerían a una estrategia para que el Ayuntamiento jiennense se integre en la planta supramunicipal de residuos que la Diputación de Jaén tiene en la misma carretera de Fuerte del Rey. “Ya veremos si nos integramos o no, pero siempre lo haremos atendiendo al interés público de la ciudad”, subrayó el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Javier Márquez.

Sin embargo, el PSOE ha urgido al alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, a tomar medidas urgentes para frenar la “calamitosa” situación del vertedero municipal. El secretario general del PSOE de la capital, Manuel Fernández, cree que el alcalde “sabía perfectamente que esta situación se iba a dar”, por cuanto el estado del vertedero “es la crónica de una muerte anunciada”. Los socialistas piden a Fernández de Moya que obligue a la empresa concesionaria FCC a reparar este daño medioambiental y adecuar las instalaciones, recordando que al Ayuntamiento le está costando 1,5 millones más al mes el vínculo con esta empresa, ya que su concesión ha expirado hace tiempo. También critican que el gobierno local no haya planteado opciones a futuro para el vertedero en el planeamiento urbanístico de la ciudad.

En la última inspección realizada por los técnicos de Medio Ambiente se han detectado hasta una veintena de incumplimientos de la normativa medioambiental y de residuos en el vertedero de Jaén. Entre las medidas correctoras que Medio Ambiente ha exigido en un escrito remitido al Ayuntamiento se encuentran la realización de actividades de selección y clasificación de los residuos, que ahora no se hacen; que no se autorice una balsa de fluidos sobre los vasos del vertedero; y la realización de un estudio hidrogeológico que determine los flujos de aguas subterráneas que han sufrido la contaminación.