Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investiga el vertedero de residuos industriales de Los Barrios

La Consejería de Medio Ambiente paraliza la sanción de 6,11 millones que le impuso a Gamasur

Técnicos de Medio Ambiente en la planta de Gamasur, en Los Barrios.
Técnicos de Medio Ambiente en la planta de Gamasur, en Los Barrios.

El Juzgado de Instrucción 4 de Algeciras, en la provincia de Cádiz, ha abierto una investigación penal contra la empresa Gamasur por vertidos tóxicos a un arroyo y las irregularidades en la gestión de la planta de residuos industriales peligrosos que tiene en Los Barrios. La Consejería de Medio Ambiente inició un expediente sancionador contra esta filial de la compañía FCC por estas irregularidades en abril de 2013. Pero el Consejo de Gobierno de la Junta ha decidido paralizar este martes la tramitación de la multa de 6,11 millones que se había acordado.

Tras su reunión semanal, el Ejecutivo autónomo ha argumentado que “la decisión obedece a la apertura de un proceso penal”. “De acuerdo con la vigente Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental”, ha indicado la Junta, “la suspensión acordada se mantendrá hasta que el proceso penal concluya con una resolución judicial firme”.

Tanto la consejería como la fiscalía de Cádiz especializada en medio ambiente investigan desde hace más de un año las irregularidades en este complejo, que incluyen el almacenamiento supuestamente ilegal de toneladas de residuos no permitidos. La fiscal Patricia Navarro denunció presuntos delitos contra el medio ambiente por unos vertidos intencionados al cauce del arroyo Chorreón y el depósito de toneladas de residuos sin tratar.

La investigación contra Gamasur se abrió tras detectarse hace un año los vertidos tóxicos. Los técnicos de Medio Ambiente concluyeron que la planta aprovechaba las épocas de lluvias para verter al arroyo Chorreón los desechos líquidos procedentes del tratamiento de los residuos industriales, algo que FCC niega. Pero, cuando los agentes de medio ambiente empezaron a inspeccionar las instalaciones de Gamasur, descubrieron que también había contenedores —de tipo GRC, con capacidad para mil litros— con residuos en estado líquido, algo que la normativa actual prohíbe para evitar filtraciones. Se localizaron un centenar de estos bidones al principio. Pero en el último año se han retirado de las instalaciones de Gamasur unos 1.900 contenedores con desechos no permitidos por su composición o porque se habían enterrado sin el tratamiento previo necesario, según informó en marzo la delegación en Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente. FCC, sin embargo, argumenta que se trataba de un “acopio temporal”.

El expediente paralizado ahora incluía como agravante “la obstrucción a la inspección de los agentes medioambientales de la Junta”, según ha recordado este martes la consejería. Ahora será la justicia la que determine si hay delito en la forma de actuar de Gamasur, cuyo director ha sido destituido.

Pero los problemas con la planta no terminaron el año pasado. En enero de 2014, una fisura en un tanque de hormigón para tratamiento de residuos peligrosos provocó otro vertido desde la planta. El accidente afectó a una finca vecina. La consejería abrió un nuevo expediente sancionador a Gamasur, que podría alcanzar los 780.000 euros. En este caso, la Junta también culpó a la empresa de “no comunicar verazmente y de forma inmediata lo ocurrido y de retrasar y obstruir la inspección de los agentes de medio ambiente”.

Pese a estos dos expedientes sancionadores contra la planta, la Consejería de Medio Ambiente ha renovado “la Autorización Ambiental Integrada otorgada a Gamasur”, según la orden de la delegación provincial de este departamento en Cádiz publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el 26 de marzo de este año. Gamasur recibió su primera autorización en 2004. La Administración autónoma debe renovar periódicamente estos permisos.