Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi se salva de aplicar el decreto de lenguas de la LOMCE

La redacción final recoge que el sistema de modelos lingüísticos “garantiza la oferta en castellano”

Euskadi no tendrá que aplicar el real decreto que desarrolla el apartado lingüístico de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que establece que la administración tendrá que pagar los costes de la enseñanza privada a aquellos estudiantes que quieran estudiar en castellano y no tengan oferta en los centros educativos públicos cercanos. “Euskadi queda a salvo de una de las primeras normas” que siguen a la ley Wert, ha anunciado el Ejecutivo vasco en un comunicado.

La redacción final recoge que el sistema de modelos lingüísticos —el A, en castellano por completo salvo las asignaturas de euskera e idiomas extranjeros; el B, con el euskera y castellano como vehiculares en las distintas asignaturas; y el D, con el euskera como lengua principal salvo en lengua y en otros idiomas— “garantiza de forma suficiente la oferta en castellano” para aquellas familias que deseen que sus hijos estudien en ella, según resaltaron los responsables vascos.

El real decreto concretará ahora que la oferta de castellano suficiente significa enseñar Lengua y Literatura en castellano y otra asignatura más en ese mismo idioma. Se trata de un requisito que cumple no solo el modelo A, residual en el sistema educativo debido a la escasa demanda, sino también en el modelo B, más extendido y presente en buena parte de los centros públicos.

El acuerdo se ha zanjado este viernes  por la tarde en una reunión entre el ministro José Ignacio Wert, la secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, y la consejera de Educación, Cristina Uriarte, que estuvo acompañada por dos de sus viceconsejeros. La nueva redacción aporta seguridad jurídica a la administración vasca, que temía la posibilidad de que se interpusieran recursos en su contra.

El Departamento vasco de Educación ha señalado que el cambio es “muy positivo” porque despeja la “incertidumbre” que le generaba la redacción anterior. Asimismo, ha destacado que el propio ministerio desmiente la “crítica interesada” que desde algunos ámbitos se ha vertido sobre la libertad de elección lingüística en Euskadi. Pese a esa valoración, el Ejecutivo autonómico ha reconocido que “hubiera preferido una disposición adicional específica” para un mejor blindaje del Concierto Económico.