Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La igualdad necesita un cambio de valores”

"Lo más duro del cargo es afrontar el asesinato de una mujer", dice la directora de Emakunde

Izaskun Landaida, directora de Emakunde.
Izaskun Landaida, directora de Emakunde. EL PAÍS

De casi 5.000 víctimas de violencia de género el año pasado en el País Vasco, 2 fallecieron. A pesar de los avances sociales, la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, que lleva diez meses en el cargo, admite que queda mucho por hacer, sobre todo empapando a cada vez más colectivos en la lucha contra la violencia de género para que la respuesta sea cada vez más individual y menos institucional. Durante las fiestas de las tres capitales vascas se pusieron en marcha redes contra las agresiones.

 Pregunta. ¿Qué la impulsó a aceptar el cargo?

Respuesta. Las mujeres que estamos en política tenemos una oportunidad única de trabajar por la igualdad. Además, tenemos una deuda con las que nos precedieron, por lo que ahora nos toca a nosotras pelear por las que nos puedan seguir.

“Aunque el aborto sea considerado un delito, las mujeres no dejan de realizarlo”

P. ¿Cuáles son las dificultades más serias con las que se ha topado desde que llegó al cargo?

R.Le aseguro, sin ninguna duda, que lo más duro —por ponerle un calificativo— es enfrentarse al asesinato de una mujer.

P. En las pasadas fiestas ha habido 10 agresiones sexistas (una fue agresión sexual) en Bilbao, mientras que los Ayuntamientos de Vitoria y San Sebastián no comunicaron ninguna. ¿Qué se ha hecho</CF> bien?

R. Hay que felicitar los esfuerzos de los entes locales y del movimiento feminista y de asociaciones de mujeres por las múltiples iniciativas. Prácticamente en todos los consistorios cuando se organizan las fiestas se ponen en marcha este tipo de campañas. Hay que seguir trabajando en esta línea, implicar a cuantos más colectivos sea posible. En este sentido, es importante subrayar que las instituciones podemos llamar la atención sobre el problema, pero que haya respeto depende en última instancia de las personas.

P. ¿Puede implantarse una cultura como la de Sanfermines en el País Vasco?

R.En las fiestas se reproducen las relaciones de poder y las desigualdades existentes en la vida diaria. Lo que está claro es que las mujeres no viven las fiestas con la misma libertad que los hombres.

P. ¿Hay suficientes campañas para concienciar al maltratador?

R.No es un problema que se solucione solo con campañas, porque lo primero que tenemos que hacer es sensibilizar para promover un necesario cambio de valores. ¿Si es suficiente lo que se hace? No. La violencia contra las mujeres y la igualdad en general no son considerados problemas tan importantes como otros en esta sociedad.

P. Entre los adolescentes y jóvenes sigue habiendo violencia de género. ¿Qué falla?

R. El machismo vive latente en cada uno de los gestos diarios de esta sociedad. Está en las raíces del mismo. Pongamos la televisión \[...\] o escuchemos lo que el niño o la niña ven en su casa. La igualdad necesita en primer lugar de un cambio de valores que empieza en cada persona, en cada uno de sus gestos diarios. Y en este camino, por supuesto, la educación es fundamental. El sistema educativo es un agente socializador muy significativo en la configuración de la identidad de las personas.

<CF1002>P. ¿Qué significa implicar a la sociedad?

</CF>R. Que la ciudadanía tenga una actitud activa contraria a cualquier manifestación de violencia contra las mujeres. Si algo se ha hecho bien es que la violencia ha pasado de ser un problema privado o familiar a un problema social. Este grandísimo avance está permitiendo que cada vez más personas muestren su rechazo. Es \[además\] imprescindible incidir en el cambio de valores.

P. ¿De qué programas de Emakunde se ha retirado presupuesto para rebajarlo un 20%, aparte del programa del Día de a Mujer?

R. Hay algunas actividades que se han hecho con menos dinero, se han realizado algunos ajustes en el conjunto de programas y de subvenciones, con excepción de algunas como las prestaciones a mujeres víctimas de violencia o las subvenciones a empresas para planes de igualdad.

P. ¿Cómo ve la exclusión de parejas homosexuales y mujeres solas de la fertilización in vitro a través de la Sanidad Pública?

R.La postura de nuestro Consejero de Sanidad en este sentido fue muy clara: Euskadi seguirá prestando estos servicios como hasta ahora con independencia de si se tiene o no pareja varón. Por encima se coloca el derecho de la persona.

P.¿Qué opinión tiene sobre los cambios propuestos por el ministro Ruiz Gallardón en la Ley del Aborto?

R. Se están escudando en unas supuestas garantías jurídicas para esconder una reforma ideológica de consecuencias muy perniciosas para las mujeres, porque lo que encubre es una limitación de su libertad de elección. Esa libertad quedará en manos de terceras personas: de la clase política que decidirá qué supuestos son viables y cuáles no, y del estamento médico. En casi toda Europa las leyes que regulan la interrupción voluntaria del embarazo han optado por el sistema de plazos. Este sistema respeta la capacidad de decisión de las mujeres sin interferencias ajenas a ellas.

P. ¿Leyes y prohibiciones o educación sexual?

R. Habría que llevarlo por el segundo camino. Es un hecho probado que, aunque el aborto sea considerado un delito, no por ello las mujeres dejan de realizarlo y se realiza con escasas o nulas garantías sanitarias para ellas.