Las farmacias cobrarán en octubre los 300 millones que les debe Salud

Los boticarios deben renunciar a reclamar en el futuro los intereses de demora correspondientes

Tras meses de angustia, los farmacéuticos pueden respirar. La Generalitat les pagará en octubre los 300 millones de euros que les adeuda por la facturas correspondiente a tres meses, el último el pasado marzo, según explicó una portavoz del Departamento de Salud.

La Generalitat podrá pagar gracias a un crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que viene acompañado de una cláusula: los boticarios deben renunciar a reclamar en el futuro los intereses de demora por el retraso, condición que establece el real decreto del Gobierno central contra la morosidad de las administraciones públicas. El 91% de las oficinas de farmacia ya han aceptado esta condición, mientras que es previsible que el resto lo haga en los próximos días.

Tras varios incumplimientos en el pago en los meses de noviembre y diciembre de 2012, el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) volvió a saltarse los plazos al no pagar a las farmacias los 107,4 millones de euros de las recetas dispensadas a pacientes de la sanidad pública en marzo, lo que situaba la deuda total en 301 millones. Los boticarios salieron a la calle para protestar por la situación y argumentaron que los continuos retrasos estaban abocando a algunas oficinas al cierre. La Generalitat anunció que esperaba este crédito del ICO para pagar.

“Claro que he firmado. Más vale pájaro en mano que ciento volando”, relata una farmacéutica de Barcelona. “Yo he tenido que poner 30.000 euros de mi bolsillo para pagar al personal y los proveedores”, añade. Francesc Plà, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, opina que a los boticarios no les queda “más remedio” que aceptar.

Unas 2.700 de las farmacias 3.100 existentes ya han firmado el documento para renunciar a reclamar en el futuro los intereses de demora. El colegio espera que en los próximos días lo hagan la mayoría. “No nos gusta. Nos pagan tarde y mal, y encima tenemos que renunciar a los intereses”, añade Plà. “Pero tenemos que pagar a nuestros proveedores”.

Los farmacéuticos sí han reclamado ante el CatSalut los intereses de demora por otros pagos anteriores que Salud también abonó con retraso, que ascienden a hasta 10 millones de euros. Los medicamentos a cargo de las arcas públicas suponen cerca del 70% de las ventas de las farmacias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS