Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda ultima el nuevo déficit que dará oxígeno a Urkullu para invertir

Pasar del 0,7% al 1% permitirá aprobar el plan de reactivación de 180 millones

El Gobierno da por hecho que va a poner inmediatamente en marcha el Plan de Reactivación Económica que ha pactado con las diputaciones, y que le va a proporcionar una inyección de, al menos, 180 millones de euros debido a la elevación del techo de déficit el 0,7% al 1%. Después de la reunión en Madrid del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el acuerdo del Gobierno vasco con el Ministerio de Hacienda podría incluso superar el techo del 1% y acercarse al 1,3%, debido a la aprobación de un techo asimétrico aunque sólo sería para este año. Cataluña y Andalucía podrán llegar al 1,58%, mientras que el resto tendrán que conformarse con el 1,07%.

Navarra y Euskadi lo negocian directamente con el Estado en reuniones cara a cara. El sistema de Concierto vigente tanto en Euskadi como en Navarra convierte en bilaterales estas negociaciones y las deja al margen del acuerdo que adopte para el resto de comunidades autónomas el CPFF. El consejero de Hacienda Ricardo Gatzagaetxebarria lleva varios días en contacto con el ministerio para cerrar un acuerdo antes del viernes que le permita elevar el techo por encima del 1,07% aprobado ayer con el desacuerdo de varias comunidades afectadas.

Ni el Ejecutivo vasco ni el ministerio de Hacienda quisieron hacer declaraciones sobre la propuesta del Gobierno vasco. El Plan de Reactivación inicialmente diseñado va a dedicar a inversiones 180 millones (tres décimas de déficit) de los que 90 son para Bizkaia, 60 para Gipuzkoa y 30 para Álava. De esas cantidades, el 70% lo va a pagar el Gobierno y el 30% las Diputaciones. En el caso por ejemplo de Bizkaia, de los 90 millones que tendrá para inversiones extra, sólo tendrá que endeudarse en algo menos de 30. Las tres diputaciones, tras los recelos iniciales de Gipuzkoa, acabaron por aceptar una propuesta que aumenta la deuda, sobre todo del Gobierno, que asume dos de cada tres euros del endeudamiento para afrontar esas inversiones. La reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para 2013 se produce después de que la UE atenuara la presión sobre el déficit del Estado Español y este a su vez relajara el previsto para las comunidades.