Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Desarrollo rural y sector forestal

No nos podemos permitir por más tiempo que más de la mitad del territorio aporte menos de un 0,1% a nuestro PIB

Durante los últimos años el fracaso en la ejecución de los programas de desarrollo rural (PDR) promovidos por la Consejería de Agricultura ha sido estrepitoso. Desde 2007 solo se han ejecutado la mitad de los 280 millones de euros que había comprometidos en la Comunidad Valenciana. La falta de liquidez de nuestra administración y la dificultad de cofinanciación de los fondos europeos impiden incentivar proyectos de modernización de explotaciones y empresas, desarrollar proyectos de I+D+i que añadirían valor a nuestros productos, y favorecer los planes de empleo rural. A esto hay que añadir que el apoyo a proyectos forestales es solo testimonial, siendo de menos del 1% del presupuesto total. La injusta implementación de la Política Agraria Común (PAC) por parte de la consejería ha venido despreciando sistemáticamente el potencial de desarrollo de un sector que ocupa más del 55% de nuestro territorio.

A partir de ahora tenemos que aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece la nueva PAC para un mejor reconocimiento e integración de la actividad forestal en el desarrollo rural. Por eso siempre hemos creído que política forestal y desarrollo rural deben ir de la mano y bien coordinados en nuestra administración autonómica, por ejemplo en una misma dirección general, siguiendo el modelo a nivel estatal.

Siguiendo en ejemplo de otras regiones en Europa y en España en el marco de la implementación de los nuevos PDR, desde la Plataforma Forestal Valenciana proponemos un Plan de Empleo Forestal para el período 2013-2016. No nos podemos permitir por más tiempo que más de la mitad del territorio aporte menos de un 0,1% a nuestro PIB. Ofrecemos nuestra colaboración para desarrollar este plan que contemple el apoyo decidido a proyectos piloto de nuevas cadenas de valor como principalmente la bioenergía forestal, pero también el aprovechamiento industrial de nuestras maderas autóctonas para muebles o embalajes, el corcho para enología pero también como material de construcción sostenible, la destilación de plantas aromáticas para usos farmacéuticos o de alimentación funcional, los cultivos y la transformación de productos derivados de la trufa, los cultivos alternativos con especies de crecimiento rápido como almacenes de carbono y otros productos que generan valor socioeconómico y medioambiental en nuestros bosques. Para ello hemos de simplificar los trámites administrativos para los nuevos proyectos, pero también apoyar la formación especializada y la innovación en procesos y productos mediante la aplicación de los nuevos PDR.

José Vicente Oliver es presidente de la Plataforma Forestal Valenciana y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia