_
_
_
_

Farmaindustria prevé que el gasto farmacéutico hospitalario descenderá este año por primera vez

La patronal farmacéutica cree que la factura caerá un 3% y pronostica que el sector perderá 1.000 empleos en 2013

El gasto farmacéutico es cada vez más sensible a la crisis económica y los recortes. La patronal del sector, Farmaindustria, prevé que el gasto hospitalario en medicamentos –que se sitúa alrededor de los 7.000 millones de euros anuales- caiga por primera vez este año, tras dos ejercicios en que ha experimentado un crecimiento “insignificante”. Este giro, junto con la caída del gasto público en oficinas de farmacia, golpeará las cifras de empleo en el sector. Según Farmaindustria, en 2013 se perderán un millar de puestos de trabajo.

La presidenta de la patronal, Elvira Sanza, ha calificado la situación de “extrema”. El gasto hospitalario, “puerta natural de entrada del mayor número de fármacos innovadores”, caerá hasta un 3% de aquí hasta 2016. Sanza ha defendido que el gasto farmacéutico “ha dejado de ser un problema” y que la industria está “preocupada” por que las medidas de recortes limiten el “acceso a los productos más innovadores”. El promedio de pago a las empresas ha aumentado de los 261 a los 238 días este año.

La reducción del gasto público en oficinas de farmacia no tiene precedentes: a finales de este año, la cifra será un 30% menor que en mayo de 2010, cuando alcanzó su máximo histórico. “En 2016, las cifras se situarán a niveles de 2002. Será un salto atrás en el tiempo de 14 años”, ha afirmado Sanza.

Las Administraciones públicas adeudan 3.530 millones a la industria

Un problema añadido es la deuda que mantienen las distintas Administraciones con las empresas farmacéuticas, que ha aumentado en 318 millones de euros en los cuatro primeros meses de este año. En total, las Administraciones públicas adeudan 3.530 millones a la industria, aunque esta se muestra confiada en que el nuevo plan de pago a proveedores que pondrá en marcha el Ministerio de Hacienda sirva para saldar la deuda.

Sanza ha alertado de que el descenso del gasto público provocará una menor inversión de las compañías en investigación y desarrollo, al tiempo que Humberto Arnés, director general de la patronal, ha explicado que los recortes llevan a las empresas a “deslocalizar” de forma “silenciosa” sus actividades. “Si no hay reposición de inversiones, los nuevos productos se fabrican en otros lugares. Lo iremos notando en los próximos años”, ha avisado. Unas 6.000 personas han perdido su empleo en este sector en los últimos tres años, según las cifras que maneja la patronal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_