Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat se encargará de nutrir el Banco de Alimentos

La Consejería de Bienestar Social financiará sus necesidades si hace falta

La Diputación de Valencia donará 50.000 euros a la entidad y le financiará una cámara frigorífica

La Generalitat comprobará si los almacenes de los bancos de alimentos de la Comunidad Valenciana están desabastecidos, y en caso de que sea así se encargará de nutrirlos. Así lo ha señalado la consejera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana en los pasillos de las Cortes Valencianas.

El presidente del Banco de Alimentos de Valencia, Jaime Serra, lanzó el miércoles de que están en "situación de emergencia" porque no han recibido los alimentos que cada año envía la Unión Europea y no pueden atender el aumento de familias que necesitan esa ayuda.

Sánchez Zaplana ha explicado que desde el miércoles se pusieron a trabajar en la consejería y hoy mismo tenían previsto contactar con Serra, mientras que hablarán con otras áreas de la Generalitat para comprobar si efectivamente esos almacenes están desabastecidos porque no llegan los alimentos de la UE.

La Generalitat contactará también con los bancos de alimentos de Alicante y de Castellón para conocer su situación, y se preocupará de que "vuelvan a nutrirse antes de que lleguen los alimentos" de la Unión Europea en julio.

La consejera ha reivindicado que no solo los bancos de alimentos, sino la Generalitat, los Ayuntamientos, los servicios sociales de atención primaria, Cáritas o la Casa de la Caridad se ocupan de atender y suministrar alimentación a las familias necesitadas, ya que existe una red de recursos y una coordinación de estos.

"Siempre que haya una llamada emergencia de un banco de alimentos la Generalitat va a responder" para "poder nutrir sus almacenes si se comprueba que esa es la circunstancia", ha manifestado.

La Diputación de Valencia donará 50.000 euros al Banco de Alimentos para la compra de alimentos y se hará cargo de la factura de 18.800 euros de una cámara de congelación de 30 metros cúbicos que necesitan de manera inmediata.

Así lo ha anunciado el presidente provincial, Alfonso Rus, quien ha resaltado que para él "lo más importante son las personas y cuando hace falta algo de manera urgente, como ahora que no tienen comida para seguir alimentando a tantas familias" hay que estar ahí para apoyar "en lo que haga falta".

La diputada de Bienestar Social, Amparo Mora, ha explicado que la próxima semana se firmará el convenio de colaboración, que supone "el primer paso para que la Diputación y el Banco de Alimentos vayamos de la mano para atender las necesidades fundamentales de la gente que está sufriendo".

El presidente del Banco de Alimentos, Jaime Serra, ha mostrado su emoción por recibir este apoyo y ha comentado que algunos de los municipios más afectados y que necesitan más alimentos son Paterna, Llíria, La Pobla de Vallbona y muchos barrios de Valencia capital donde se forman bolsas de población muy necesitada.

Asimismo, ha indicado que necesitarán comprar un camión para hacer los repartos pero que hoy lo más importante es que se van a pedir presupuestos para comprar comida por valor de los 50.000 euros concedidos.

El Banco de Alimentos está a la espera de la llegada del primer reparto de los alimentos del programa europeo FEGA que aún no ha empezado. Cada día se proporcionan 50 números para añadir familias a la lista de espera en la que ya hay 2.000 apuntadas.

Tras la compra de la cámara de congelación el Banco de Alimentos podrá aceptar donaciones de empresas de fuera de Valencia y mantenerlos en óptimas condiciones antes de su reparto.

Más información