Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig se compromete a combatir el millón de plazas turísticas ilegales

El consejero asegura que el objetivo de su departamento es regular la oferta

Felip Puig
Felip Puig

El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, quiere acabar con el millón de camas turísticas ilegales que hay en Cataluña, según publicó ayer EL PAÍS. Así lo dijo ayer durante la inauguración del Salón Internacional de Turismo de Cataluña, donde se comprometió a combatir esta oferta con un proyecto destinado a regular unos alojamientos que van desde el alquiler de habitaciones en viviendas particulares hasta el arrendamiento semanal de masías de lujo. El consejero admitió la existencia de “alrededor de un millón de apartamentos turísticos y sobre todo viviendas de uso turístico” que hacen caja al margen de la oferta legal de hospedaje —unas 600.000 plazas— de la que dispone actualmente Cataluña.

Puig defendió que la catalana “es la primera comunidad española que se ha propuesto regular, acreditar y registrar la amplia oferta de viviendas de uso turístico”, e hizo un llamamiento a la “colaboración institucional” para convertir su iniciativa en un proyecto para normalizar y dar más calidad al sector turístico. El político aseguró que “cada vez se está acreditando y registrando más gente” dentro de la oferta legal de alojamientos.

Ante la advertencia que recoge el próximo Plan Estratégico de Turismo de Cataluña sobre la “obsolescencia” de buena parte de la oferta de hospedaje turístico en Cataluña, el titular de Empresa y Empleo aprovechó para reivindicar la necesidad de una Hacienda propia que facilite las inversiones de los empresarios del sector: “Este país quiere nuevas políticas fiscales en su gestión para poder ayudar a las empresas del sector turístico a tener desgravaciones en sus inversiones de renovación de sus establecimientos”. Puig manifestó que la regeneración y puesta a punto del sector turístico pasa por “ayudar a las empresas a facilitar esa transformación” con medidas como “la especialización del producto y las nuevas tecnologías”.

Puig asegura que la regeneración y puesta a punto del sector turístico pasa por “ayudar a las empresas a facilitar esa transformación”

En el marco de una feria de turismo marcada por la apuesta por unas vacaciones 2.0 y de proximidad para reactivar el turismo interior, el consejero se mostró optimista con las perspectivas de ocupación de cara al verano, pero prefirió no concretar datos y apelar a la prudencia ante la situación económica de mercados emisores como Francia. También, hizo hincapié en la importancia de los países emergentes como nuevos clientes para el turismo en Cataluña: “Son sociedades muy interesantes para nosotros desde una perspectiva económica y de valores”.

En cuanto a la controvertida tasa turística, implantada en Cataluña el pasado mes de noviembre, Puig ha confirmado que “se está desarrollando de manera satisfactoria” y que en las próximas semanas se constituirán “los mecanismos para valorar la distribución” de estos recursos. El político insistió en que Cataluña seguirá apostando por su “propio modelo de turismo y por tener más instrumentos que mejoren las políticas en el campo de las infraestructuras o de la Hacienda propia”.

Además, el consejero aprovechó la presencia en el acto del secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Taleb Rifai, para anunciar que Barcelona acogerá en 2014 una conferencia internacional sobre el turismo en las grandes ciudades. El encuentro, que se celebra cada dos años en una ciudad distinta, se considera el más importante en el mundo del turismo.

Más información