Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC vincula su apoyo a las cuentas a que Mas culpe de los recortes a Rajoy

Junqueras insiste en que los cargos públicos imputados deben renunciar a sus responsabilidades

Oriol Junqueras, junto a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, durante el Consell Nacional de la formación.
Oriol Junqueras, junto a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, durante el Consell Nacional de la formación.

Dos meses después de apoyar la investidura de Artur Mas, Esquera Republicana de Catalunya comienza a impacientarse. Los republicanos no solo están preocupados por la falta de respuesta de Convergència i Unió ante los casos de corrupción que afectan a dirigentes del partido, sino que consideran que el Gobierno catalán no está haciendo suficiente para evitar los recortes presupuestarios. El escaso margen de maniobra de la Generalitat debía ser contrarrestado, según el acuerdo firmado por CiU y ERC, con una campaña explicativa que dejara claro que todos los recortes de la Generalitat son culpa del supuesto maltrato del Gobierno central a Cataluña. Ayer, el líder republicano, Oriol Junqueras, pidió al Gobierno catalán que acentúe este discurso bajo la amenaza de no votar las cuentas más restrictivas de la Generalitat.

Junqueras vinculó el apoyo de su partido a los presupuestos de la Generalitat a que el Ejecutivo de Artur Mas culpe de los recortes en Cataluña al “expolio” que sufre por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. En su intervención ante el Consell Nacional de ERC, Junqueras advirtió de que Cataluña se enfrentaría a unas elecciones anticipadas si no hubiese acuerdo.

El líder republicano considera “evidente” que “cualquier compromiso” por parte de ERC en materia presupuestaria irá “asociado de forma indefectible” a la exigencia al Gobierno catalán de que explique “tantas veces como haga falta y tan bien como pueda” que los recortes que sufre Cataluña son culpa del Gobierno central.

Pese a lo estridente de las demandas de los republicanos, no debería haber problema para que la Generalitat apruebe los Presupuestos. Hace ya muchas semanas que el Ejecutivo de Artur Mas repite una y otra vez las cantidades que le adeuda el Gobierno central y que, según ellos, evitarían los recortes sociales en caso de ser abonadas. Esta misma semana en el Parlament, Mas recuperó las críticas al “déficit fiscal catalán”, que cifró en 15.000 millones anuales y aseguró que si el Estado pagara a la Generalitat los 1.700 millones de euros pendientes en materia de infraestructuras “prácticamente no tendríamos que recortar”. Por tanto, el Gobierno catalán ya ha enfocado su estrategia en el sentido que le exigen los republicanos. Ayer mismo, el secretario general de CDC, Oriol Pujol, sostuvo que es “absolutamente inviable que después del esfuerzo titánico que ha hecho” Cataluña, se exijan más esfuerzos a los catalanes en este sentido. Además, dijo que buena parte de los recortes se están haciendo “por capricho del PP”. Lo dijo en respuesta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien aseguró que las comunidades que han incumplido los objetivos de déficit, entre ellas Cataluña, deberán presentar nuevas medidas de ahorro.

Iniciativa per Catalunya criticó las demandas de Esquerra Republicana, porque entiende que no solo los recortes del Gobierno central explican la situación de Cataluña. “Las fuerzas de la izquierda tenemos que construir una alternativa, y que no nos engañe nadie, porque estos presupuestos son culpa de los objetivos de déficit que marca Madrid, pero también de los objetivos que se marca CiU”. En este sentido, Herrera ha pedido que se aborde la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de Cataluña.

Más información