Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes rechazan la privatización de la sanidad

Los responsables políticos muestran sorpresa por la existencia del informe

Los responsables políticos de algunos de los ayuntamientos más afectados por el plan privatizador también mostraron su sorpresa ante la existencia de tal informe y una repulsa, casi unánime, a cualquier tipo de privatización de la sanidad pública catalana.

El alcalde de Terrasa, Jordi Ballart, ya ha solicitado una reunión con el consejero de Salut para pedir explicaciones: “Ha sido una sorpresa porque no teníamos información del tema. Estoy indignado y en ningún caso apoyaremos la privatización del sistema”, apuntó. El edil socialista, que además es miembro de la directiva del Consorcio Sanitario de Terrassa —que según el plan de privatización que maneja la Generalitat dejaría en manos de empresas privadas dos hospitales, siete CAPs y otros tantos centros sociosanitarios—, declaró que, de confirmarse que la iniciativa sigue adelante, liderará “una oposición frontal” a la privatización.

Estoy indignado y en ningún caso apoyaremos la privatización del sistema”

Jordi Ballart, alcalde de Terrassa

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, manifestó no tener constancia acerca del tema y reiteró su apoyo al sistema sanitario público: “Siempre he mantenido mi compromiso firme en defensa del servicio público de salud y, por tanto, estoy totalmente en contra de lo que supondría el intento de privatizar cualquier servicio o equipamiento sanitario”.

Por su parte, el regidor de Salut de Vic, Xavier Farrés, fue el único que mostró su apoyo a la propuesta recogida en el informe. “Hay que analizar soluciones para devolver al consorcio su filosofía inicial. Gestionar, que no privatizar, con todos los controles y seguimientos, puede mejorar la gestión del día a día”, señaló.