Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide “corresponsabilidad” a los sanitarios ante un 2013 más duro

El presidente asegura que “los cimientos son fuertes, y el edificio aguantará”

Primero pidió corresponsabilidad a las formaciones políticas. Y, ayer, al personal sanitario. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, realizó un llamamiento a la “corresponsabilidad” ante una situación en el ámbito de la salud que el próximo año “será aún más compleja” porque los sacrificios que se pedirán a las comunidades autónomas harán que el panorama sea “mucho más duro”. El ejecutivo catalán tendrá que aplicar unos ajustes de 4.000 millones de euros en los Presupuestos de 2013 para cumplir el objetivo del déficit situado en el 1,5% del PIB.

Mas se dirigió a los 1.500 profesionales del sector sanitario que asistieron al acto de clausura de la Segunda Jornada del Plan de Salud 2011-2015 de Cataluña, organizada en Sitges por el Departamento de Salud. En su intervención, Mas dijo ser consciente de la gran presión que tiene el personal sanitario pero les invitó a que “en un momento de enorme complejidad, la responsabilidad la hemos de compartir entre todos”. Y apuntó a renglón seguido: “Las personas que en este momento estamos llamados a gestionar los asuntos públicos o de interés público, somos los que tenemos un cierto grado de corresponsabilidad para hacer frente a esta situación”.

El Gobierno catalán ya aplicó el año pasado un recorte de 706 millones de euros en el departamento de Salud que implicó el cierre de ambulatorios, quirófanos y el despido de personal interino y que provocó numerosas protestas sociales. Mas alertó que “el reparto que el Estado español hace de las cargas y los sacrificios hacia el ámbito autonómico todavía será mucho más duro, más injusto y desleal que hasta ahora”. Pese a ello, Mas invitó a los sanitarios se tendrá que afrontar esta situación “con buena cara porque lo que no podemos hacer es ignorar la realidad como si no existiera”.

El presidente de la Generalitat defendió que el esfuerzo que están haciendo los profesionales sanitarios y la Administración para “plantar cara” a la situación “está dando resultados, pese a que se quiera hacer creer que todo se está resquebrajando”. “Los cimientos del estado del bienestar y del sistema de salud son fuertes, no tiene aluminosis, y el edificio aguantará”, subrayó.