Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta activa un plan para crear 11.000 empleos en 18 meses

Los 200 millones de euros del plan se destinarán a obras en colegios, en el medio rural y en rehabilitación de viviendas

La consejera de Presidencia, Susana Díaz, y el consejero de Economía, Antonio Ávila,  ayer tras el consejo de Gobierno extraordinario.
La consejera de Presidencia, Susana Díaz, y el consejero de Economía, Antonio Ávila, ayer tras el consejo de Gobierno extraordinario.

“Este plan quiere ser una señal para decir que además de la consolidación fiscal y los recortes hay que hacer políticas de estimulación de la economía, que generen empleo”. Así definió el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, el objetivo del Plan de Choque por el Empleo aprobado por un Consejo de Gobierno extraordinario de la Junta de Andalucía celebrado en la tarde del jueves. Este plan dotado con 200 millones de euros, y cofinanciado con fondos europeos por un importe de 150 millones, tiene como objetivo lograr en el corto plazo —un año y medio, hasta diciembre de 2013— un total de 11.100 empleos directos en proyectos de obras en centros educativos, medioambientales y de rehabilitación de viviendas.

 Ávila hizo hincapié en señalar el desalentador panorama que ofrecen las previsiones macroeconómicas para España tanto internacionales (FMI) como nacionales (INE y Banco de España). Agregó que los datos de recesión de la economía española se están trasladando de manera dramática al mercado de trabajo, y que el deterioro de este mercado está provocando la desconfianza de los consumidores. El consejero señaló que el índice de confianza del consumidor ha pasado de 74,9 puntos a tan sólo 50,6 en los últimos doce meses. Por eso dijo, “tenemos que contribuir en la medida que podamos a que esta situación cambie”, dijo Ávila, quien indicó que el plan quiere “dar un paso al frente contra la crisis dentro del ámbito de sus competencias”.

Asimismo, el consejero andaluz de Economía criticó que el Gobierno modificara el pasado 20 de julio sus previsiones macroeconómicas y haya mantenido calcadas las previsiones del FMI, sin haber tenido en cuenta las medidas de recorte adoptadas por el propio ejecutivo una semana antes y que suponen un ajuste 65.000 millones, o el equivalente a seis puntos del PIB. Ávila pronosticó que el Gobierno central volverá a modificar sus previsiones cuando elabore los nuevos presupuestos, generando nuevas desconfianzas hacia nuestra economía.

El consejero de Economía detalló los tres bloques del plan aprobado, que en el primer caso suponen una ampliación de 100 millones de euros para el Plan de Oportunidades Laborales (OLA), que se viene desarrollando desde el pasado mes de septiembre de 2011, y que será cofinanciado en un 80% con ayudas del FEDER y del Fondo Social Europeo, y el otro 20% del presupuesto andaluz. Los proyectos se dirigen prioritariamente a la construcción, ampliación y renovación de colegios e institutos, y tendrán prioridad los desempleados de larga duración que hayan agotado sus prestaciones, así como las empresas que acrediten haber desarrollado planes de igualdad en los últimos 4 años.

El segundo bloque, denominado “empleo verde”, consiste en un programa de mejora forestal y regeneración medioambiental y rural, con una dotación de 90 millones de euros. Igualmente se cofinanciará con partidas procedentes del fondo europeo Feader, y además de las condiciones de contratación anteriores priorizarán a los parados del municipio donde se ejecute el proyecto.

El tercer bloque del plan incrementa en 10 millones de euros el plan de rehabilitación de viviendas que ya ejecuta el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, y se financiará con cargo a los recursos propios de la Junta. Los ayuntamientos, que serán los entes colaboradores del plan, deberán dar vía libre a las obras para que se inicien en un plazo máximo de dos meses desde la fecha de materialización del primer abono, y tendrán una duración máxima de seis meses.

Ávila descartó que los fondos europeos de los que se dota este plan estén comprometidos por los desacuerdos en el reparto que la Junta mantiene con el Gobierno central y, en concreto, con el Ministerio de Empleo. La Junta reclamó la pasada semana al Ministerio que dirige la popular Fátima Báñez, un total de 235 millones de euros del Fondo Social Europeo para programas de políticas activas de empleo, que Bruselas manda al Reino de España de manera territorializada. Según la Junta, el Gobierno central sólo ha asignado a Andalucía 67 de los 302 millones de euros que Bruselas ha asignado a la comunidad. Ávila señaló que aún no ha recibido respuesta del Ministerio —la ministra se comprometió a dar una respuesta antes de fin de mes—, y que esperará unos días antes de iniciar otras acciones, aunque apostilló que se siente “optimista” en este caso. Ávila confirmó también que la Junta ha activado el mecanismo de renovación de los contratos para los 413 promotores de empleo a los que el Gobierno central despidió el pasado 30 de junio.

Respecto a la financiación del plan por parte de la Junta, ni Ávila, ni la consejera de la Presidencia Susana Díaz, detallaron de qué partidas se van a detraer dichos fondos: “Hemos arañado de todas las partidas”, afirmó Díaz.

Por otro lado, la consejera de Presidencia e Igualdad confirmó que el próximo martes el ejecutivo andaluz aprobará el decreto de conformación de la nueva estructura periférica de la Junta de Andalucía.