Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre: “Ya no sé ni cuánto cobro”

La presidenta precisa que nadie, de director general hacia arriba, se salva del recorte salarial

Esperanza Aguirre, durante la presentación de los segundos presupuestos de Madrid. Ampliar foto
Esperanza Aguirre, durante la presentación de los segundos presupuestos de Madrid.

Consciente de lo impopulares que son sus medidas, con los sindicatos al pie del cañón y hasta 180.000 empleados bajo la órbita de de la Comunidad de Madrid que se verán afectados por los recortes del 3,3% en sus sueldos, Esperanza Aguirre ha decidido ponerse como ejemplo. Y lo ha hecho señalando a su cartera. “Ya son tantas bajadas que no las recuerdo, ya no sé ni cuánto cobro… Si cobro 100.000, serán 90.000, y si cobraba 90.000 serán 80.000”, ha expresado, en un nuevo ejemplo de su habilidad para marcar los tiempos.

Aguirre venía cobrando 89.643 euros, más que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La bajada que ella misma se ha aplicado es del 27%. Frente al enfado de los casi 200.000 trabajadores que sufrirán de lleno el recorte —desde funcionarios a personal laboral y parte de los interinos— la estrategia de la presidenta se ha centrado en destacar también “el considerable esfuerzo” de los cargos políticos y de confianza, que cobrarán un 10% menos. Nadie, desde director general hacia arriba —incluye también a secretarios generales técnicos, viceconsejeros, consejeros o la misma presidenta— se salvará del diezmo.

“Los sindicatos se han tomado las bajadas de salario con muy poca ilusión, es lo normal. ¡Como nos sentiríamos todos! Pero hemos seguido el criterio de bajar los sueldos antes que echar a la calle a los 40.000 interinos que tiene la Comunidad”, ha dado jabón a los representantes de los trabajadores la propia Aguirre, reconociendo el “esfuerzo de los grandes trabajadores que tiene Madrid”.

Sabedora de lo agrio que resulta el remedio, Aguirre venía preparando el terreno desde hacía semanas. Sin ir más lejos, la semana pasada ya daba por “seguro” que ella misma se volvería a bajar la nómina. Por tercera vez. “Yo cobro un 17% [el primer recorte fue del 2% y el siguiente del 15%] menos que en 2008”, recordó, en un anuncio con el que dar ejemplo y con un mensaje implícito: todo el mundo da por descontado en el Gobierno autónomo un ajuste en los salarios de los altos cargos. Muy disciplinados, todos los altos cargos consultados estos días sobre su bajada de sueldo respondían resignados, “conscientes de la crisis que afecta a todos y satisfechos de tener un trabajo”.

Desde el inicio de la crisis en 2008 los sueldos del vicepresidente y los consejeros han caído un 20%, el de los viceconsejeros un 18% mientras los directores generales y secretarios generales técnicos se han reducido la paga un 17%.

En este sentido también hay que incluir la idea de reducir a la mitad el número de diputados de la Asamblea de Madrid, que actualmente cuenta con 129. "La idea de reducir el número de diputados es de UPyD y del alcalde de Getafe, Juan Soler... Los ciudadanos piensan que somos demasiados los políticos y a ver si nos vamos todos". Ha dicho una Aguirre en estado puro.