Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell aprueba un borrador de trilingüismo sin pulir para negociar

Ciscar anuncia que el plan entrará en marcha este año en primero de Infantil

José Ciscar, durante su comparecencia tras el pleno del Consell.
José Ciscar, durante su comparecencia tras el pleno del Consell.

El Gobierno valenciano aprobó este viernes el borrador del plan de trilingüismo con el que pretende aumentar la presencia del inglés a partir del próximo curso en primero de Infantil y, a partir de ahí, aumentar la presencia de este idioma en los cursos sucesivos.

El vicepresidente del Consell y portavoz, José Ciscar, explicó que el plan prevé que se imparta, al menos, una asignatura más en inglés, aunque si así lo decide el consejo escolar podrían ser dos. El aumento de la lengua extranjera se realizará sobre las dos líneas, valenciana y castellana, actuales.

El problema estriba en que la propia Consejería de Educación admite que “menos del 15% del profesorado de Infantil” puede acreditar el conocimiento del inglés. Por eso, Ciscar explicó que la intención es crear una especie de Junta Qualificadora en este idioma que acredite a numerosos maestros, sobre todo de las últimas hornadas de oposiciones en materias como Música y Educación Física, que tienen conocimientos del inglés.

El anuncio del Consell provocó un aluvión de reacciones porque la Consejería de Educación se había comprometido con los sindicatos de docentes y con los grupos de la oposición a consensuar el decreto de plurilingüismo. Y no ha sido así. Los agentes sociales han sido convocados el miércoles, en vísperas de las vacaciones de Semana Santa,

Vela busca calmar la Función Pública con otra propuesta a los sindicatos

El STEPV-Intersindical Valenciana rechazó el borrador de decreto anunciado por el Consell porque no garantiza el valenciano en igualdad de condiciones que el castellano, ya que será la Administración la que determine la lengua vehicular en Infantil, tras una consulta no vinculante en cada centro, y ofrece la posibilidad de que las evaluaciones se puedan realizar en una lengua diferente a la que es la base del programa. Fete-UGT recalcó que el borrador anunciado por el Consell no está consensuado.

El presidente de Escola Valenciana, Vicent Moreno, afirmó: “Cuando tengamos el documento opinaremos, de momento no tenemos nada que decir”. Moreno señaló que el documento se tendrá que matizar con los representantes de la comunidad educativa.

Por su parte, la coordinadora de Esquerra Unida, Marga Sanz, lamentó el “teatro” del Consell por realizar el anuncio del decreto sin haber permitido que nadie pudiese hacer aportaciones hasta ahora.

El portavoz del Consell anunció que se prepara un programa de formación del profesorado y que se ha solicitado permiso al ministerio para introducir 200 maestros nativos “siempre respetando la titularidad del profesor con plaza”.

Por otra parte, la Consejería de Hacienda presentó a los sindicatos de la Función Pública un nuevo documento para intentar llegar a un acuerdo tras la conflictividad desatada por la aprobación del decreto de recortes, que ha supuesto una rebaja de sueldos en el personal de la Generalitat y de horario en el personal interino.

El nuevo documento mantiene los recortes de salario de los empleados públicos, pero ofrece algunas garantías, como que no se ampliará el horario lectivo de los docentes, que se reducirá la tasa de temporalidad en educación y sanidad o que se intentarán minimizar, si los hubiera, los nuevos recortes que pueda aplicarles el Gobierno de Rajoy.