Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECONOMÍA

La energía alumbrará 2.900 empleos

Industria invertirá 221 millones en cuatro proyectos energéticos

Nuevo dique del puerto de Mutriku, donde se ha instalado una planta de energía marina.
Nuevo dique del puerto de Mutriku, donde se ha instalado una planta de energía marina.

El Gobierno vasco ha calculado que el desarrollo de los cuatro grandes proyectos energéticos que está impulsando permitirán generar 2.892 empleos en total. Los programas estrella son la fabricación del vehículo eléctrico, las infraestructuras de energía marina, la exploración del gas natural en Álava y las redes eléctricas inteligentes. El Departamento de Industria prevé realizar una inversión acumulada de 221 millones de euros. Los cuatro planes se enmarcan dentro de una estrategia institucional que pasa por fomentar el ahorro y la eficiencia energética, y la apuesta por las energías renovables y más limpias, así como la creación de un parque de generación eléctrica avanzado.

El coche eléctrico es el que más recorrido ha cubierto. Euskadi se sitúa en la actualidad a la vanguardia, con más de un centenar de unidades vendidas en esta comunidad, el 16% del parque de vehículos existente en España. Además, existen 109 puntos de recarga instalados en los tres territorios. El Gobierno se ha fijado como objetivo poner en circulación 41.000 de estos vehículos en 2020 y contar con una red de alimentación de entre 7.000 y 13.000 electrolineras. Para conseguirlo, Industria prevé invertir unos ocho millones de euros y generar 1.141 empleos hasta 2015, de los que 327 serán directos. En el desarrollo de este proyecto han intervenido las firmas internacionales Mercedes, que fabricó en su planta de Vitoria la primera furgoneta eléctrica del mundo, y Repsol, como gestor de carga a través de la sociedad operadora IBIL. La Administración vasca concedió el año pasado ayudas por 200.000 euros para la compra de motocicletas (750 euros) o coches (hasta 6.000 euros) eléctricos.

El objetivo es poner en circulación 41.000 coches eléctricos en 2020

Euskadi quiere aprovechar asimismo las condiciones que ofrece el mar Cantábrico como fuente energética. Esta comunidad podría abastecer hasta el 10% de su consumo eléctrico a través de la energía de las olas. Dos proyectos paralelos, entre los más ambiciosos de Europa, buscan precisamente ese fin: una planta maremotriz en Mutriku y un proyecto de investigación a mar abierto en Armintza (Lemoniz), el Bimep (Biscay Marine Energy Platform). Entre ambos darán trabajo a 242 personas.

La instalación de Mutriku, inaugurada en julio de 2011, ya está inyectando electricidad a la red. Aunque existen potras dos experiencias similares, una en las islas Azores y otra en Escocia, la de Mutriku es la única en Europa que está conectada a la red comercial. Su puesta en marcha precisó un desembolso de 6,7 millones, de los que 2,3 millones corresponden a la planta y el resto a las obras del nuevo dique portuario. El proyecto Bimep iniciará su andadura entre este año y el siguiente tras invertir 20 millones. Será un campo de pruebas para la investigación sobre tecnología marina en la que podrían participar unos 30 científicos.

La detección de gas natural en el subsuelo de Álava ha empujado al Gobierno vasco a abrir una investigación que determine si es viable técnica, económica y medioambientalmente la extracción de este gas (184,5 miles de millones de metros cúbicos), suficiente para cubrir la demanda de Euskadi durante 60 años y la de todo España durante un lustro. Los trabajos se desarrollarán durante los dos próximos años y se estiman unas inversiones de 100 millones en la perforación del terreno para crear dos pozos horizontales. Este proyecto de exploración de gas supondría generar 139 puestos de trabajo, según las estimaciones del Departamento de Industria.

 

Un consumo eléctrico más eficaz en el hogar

Euskadi quiere situarse entre los países más avanzados del mundo en infraestructuras de redes eléctricas. El Ente Vasco de la Energía (EVE) e Iberdrola han puesto en marcha un proyecto consistente en la sustitución de los actuales contadores del consumo eléctrico doméstico por otros digitales. Se destinarán 60 millones en el periodo 2012-2014 para renovar 230.000 contadores que dan servicio a 410.000 habitantes.

El proyecto generará 1.370 empleos directos en 2015 y conseguirá modernizar la actual red eléctrica, dotando de tecnología digital a las subestaciones, centros de transformación... El plan arrancará en Bilbao y Portugalete, donde Industria prevé crear una red inteligente urbana que requerirá de la adaptación de más de 1.100 centros de transformación, que pasarán a contar con equipos electrónicos y contadores de vanguardia.

La sustitución de los actuales equipos por otros digitales disponer de información detallada y en tiempo real sobre los consumos, cargas de red e incidencias de la misma.

Para las empresas vascas del sector de la electrónica y la generación de empleo, la introducción de las nuevas redes inteligentes supondrá una oportunidad para lograr el desarrollo tecnológico necesario para competir en este nicho de mercado en un ámbito mundial, colocándolas a la cabeza tecnológica en materia de redes inteligentes.

Estas redes inteligentes de tecnología avanzada aportarán notables beneficios al sistema y a los usuarios, ya que mejorarán sustancialmente la calidad del suministro eléctrico. También permitirán disminuir la duración de las incidencias y la prestación de servicios a distancia, como la lectura de los equipos de medida, la realización de altas y bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada.

Con ellas se fomentará la participación en el mercado eléctrico de los clientes, que podrán acceder en tiempo real a los datos de su consumo, con lo que se facilitará el ahorro y la eficiencia al disponer de una información exacta del gasto eléctrico que están realizando. Además, en un futuro se crearán nuevas tarifas flexibles, lo que contribuirá a ajustar mejor las necesidades de los usuarios.