¿Apagón en casa? Cuatro dispositivos con los que seguir conectado

Dispositivos tecnológicos que mantienen la normalidad en el hogar durante un corte del suministro eléctrico

Dos mujeres iluminan con linternas el salón de su casa, en Barcelona en 2020.
Dos mujeres iluminan con linternas el salón de su casa, en Barcelona en 2020.Albert Garcia

La llegada del sofocante calor en verano, en especial, en determinadas regiones del país, dispara el consumo eléctrico y con él, la posibilidad de un temido apagón. Un corte en el suministro de la electricidad nunca llega en buen momento, pero con la tecnología actual, se puede evitar viajar al pasado y comenzar a encender velas por toda la casa y permanecer desconectado. ¿Qué dispositivos nos pueden sacar de un apuro en caso de apagón en casa?

Una estación de energía, cuando los apagones son frecuentes

Si se vive en una zona donde los apagones son frecuentes y de considerable duración, tal vez compense valorar la posibilidad de adquirir una estación de carga. Conocidas como power station, se trata básicamente de grandes baterías recargables pero adaptadas para su uso doméstico.

Estos voluminosos dispositivos cuentan con todo tipo de conectores (USB en sus variantes principales), conector para toma de mechero y lo que es más importante, enchufes convencionales. Lógicamente, se trata de mantener este dispositivo cargado y almacenado para recurrir a él en caso de apagón y colocarlo en una zona central del hogar para conectar aquellos aparatos que nos resulten imprescindibles. En el mercado se pueden adquirir modelos de gran capacidad, como el Anker 535 Powerhouse (que incluye una lámpara con pulsador) o modelos más económicos como el Jackery 160.

Las estaciones de energía son muy populares en el mundo de las autocaravanas, pero lo que se ignora es que son de gran utilidad en caso de apagón en casa, ya que mantienen la normalidad. Es importante destacar que este tipo de baterías no pueden alimentar dispositivos de gran consumo como los microondas o los frigoríficos convencionales.

Lámpara recargable como alternativa a las velas

Lo primero que se echa en falta durante un corte de suministro es la luz: se puede estar sin internet o sin música durante el tiempo del apagón, pero estar a oscuras no es una alternativa temporal para nadie. Los que no sean muy jóvenes recordarán cómo se recurría en las casas a las velas, una solución no muy cómoda y menos segura en los tiempos que vivimos. ¿Cómo conseguir luz instantánea y de forma fiable y sencilla?

Las lámparas LED recargables son una solución muy eficaz en caso de apagón: basta con localizarlas y encenderlas para inundar de nuevo la estancia con una luz muy cercana a la que ofrecen las bombillas. En este caso, se alimentan mediante una batería que permite su uso sin necesidad de enchufes y pudiendo desplazarla fácilmente de una habitación a otra. Esta solución tan simple no es nada costosa y puede ser la alternativa definitiva para las velas.

Las baterías portátiles externas, siempre a mano

Quien trabaje fuera de la oficina y se vea obligado a moverse de un punto a otro, sabe que quedarse sin batería en el móvil puede resultar letal y arruinar la jornada; este perfil de usuario no sale de casa sin una power bank o batería portátil que le dé seguridad o esas horas extras de uso en el caso de que la jornada se alargue. Pues bien, esta misma función puede extenderse dentro de casa si tiene lugar un apagón: se puede seguir cargando el móvil o cualquier dispositivo portátil de bolsillo bajo cualquier circunstancia.

Su bajo coste y conveniencia han logrado que se trate de unos accesorios muy demandados y a los que se recurra en caso de apuro. Con una oferta tan amplia... ¿Qué modelo escoger? Lo más recomendable es recurrir a las versiones más actuales del mercado, ya que ofrecerán más capacidad y mayor velocidad de carga. Un power bank de 10.000 mAh y conector de carga rápida, como el modelo de Duracell, soluciona la papeleta en caso de necesitar cargar el móvil o los auriculares; si lo que se desea es cargar además el portátil, será necesario optar por un power bank de más capacidad y potencia de carga como el 737 Power Bank de Anker.

El móvil como sustituto del router

¿Por qué se ha hecho alusión a las baterías portátiles si el problema lo tenemos en casa? La respuesta es sencilla: el móvil no perderá la conexión a internet en caso de apagón y podemos aprovecharla para seguir conectados. Este dispositivo puede transformarse rápidamente en un router inalámbrico que dará servicio a varios usuarios al mismo tiempo, eso sí, su coste dependerá de la tarifa que se tenga contratada. Quienes tengan un plan ilimitado de datos, podrán hacer uso de esta función sin preocupaciones; quienes tenga un número de gigas contratado, deberán estar atentos al volumen de datos.

Para compartir la conexión a internet desde el móvil, hay que seguir los siguientes pasos: en un dispositivo Android, se debe deslizar el dedo hacia abajo desde la parte superior de la pantalla y tocar “Punto de acceso”; la red que se muestra y la contraseña serán las que deben seleccionarse desde el dispositivo que se conecta. En el iPhone hay que asegurarse que la opción “Compartir internet” está activada en Ajustes/Datos móviles/Punto de acceso personal, tras lo cual, basta con buscar la red del dispositivo y conectarse a ella con la misma contraseña que se haya configurado.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

José Mendiola Zuriarrain

Es colaborador en la sección de Tecnología de EL PAíS. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Deusto, escribe desde 2007 sobre nuevas tendencias y tecnología.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS