Facebook suspende dos años a Donald Trump por alentar el asalto al Capitolio

La decisión de la red social será revisada a inicios de 2023, un año que será vital para las intenciones políticas de Trump

Donald Trump, en la pantalla de un teléfono móvil.
Donald Trump, en la pantalla de un teléfono móvil.OLIVIER DOULIERY (AFP)

Facebook ha decidido este viernes suspender por dos años las cuentas del expresidente Donald Trump. La decisión llega casi un mes después de que el consejo de supervisión independiente de la red social fallara a favor de mantener suspendida la cuenta del exmandatario, quien fue silenciado en la plataforma tras alentar el asalto al Capitolio de Estados Unidos, el 6 de enero. La suspensión será reevaluada el 7 de enero de 2023. “Dada la gravedad de las circunstancias que llevaron a la suspensión del señor Trump, creemos que sus acciones constituyeron una severa violación de nuestras reglas, lo que amerita la mayor penalidad posible”, escribió la mañana del viernes Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de la empresa y quien fue viceprimer ministro británico en el Gobierno de David Cameron.

Donald Trump ha calificado el castigo de “insulto” a sus 74.2 millones de votantes en lo que define como una elección robada, sin que haya aportado pruebas al día de hoy. “No deberían permitirles [a Facebook] salirse con la suya con la censura... ¡Nuestro país no pude permitirse más este abuso!”, afirmó el expresidente. En otro mensaje enviado por correo electrónico añadió: “La próxima vez que esté en la Casa Blanca no habrá más cenas a petición de Mark Zuckerberg y su esposa. ¡Serán estrictamente negocios!”.

Más información

El pasado 5 de mayo el panel de expertos independientes contratado por la empresa de Mark Zuckerberg recomendó a Facebook decidir el futuro de Trump en la plataforma en seis meses y explicar públicamente las sanciones por infringir los reglamentos. La red social suspendió a Trump, al igual que Twitter, por los violentos hechos registrados en el Congreso de Estados Unidos a manos de una turba de seguidores del expresidente republicano y donde murieron cinco personas. Facebook asegura que dos publicaciones de Trump violaron las normas sobre el discurso de odio. La compañía creía también que la presencia del político en su comunidad era un riesgo pues podía “incitar nuevamente a la violencia”.

La decisión de Facebook de este viernes será revisada a inicios de 2023, un año que será vital para las intenciones políticas de Trump, quien ya ha dicho que buscará nuevamente ser presidente en los comicios de noviembre de 2024. El silencio forzado en las redes sociales orilló al republicano a abrir un blog donde transmitía las incendiarias opiniones que dieron forma a su Gobierno. Esta semana, sin embargo, su equipo confirmó que echaba el cierre de la plataforma autogestionada ante las escasas visitas y lecturas de las publicaciones.

La empresa no ha descartado más sanciones “si Trump comete nuevas violaciones en el futuro”. El desenlace podría llevar a la “suspensión definitiva de sus páginas y cuentas”, amenaza Facebook. Clegg, un político liberaldemócrata, ha admitido que es controversial cualquier sanción contra el republicano. “Sabemos que la decisión de este día será criticada por muchas personas, sean simpatizantes del expresidente o no, pero es nuestro trabajo tomar una decisión proporcionada, justa y transparente de acuerdo a la instrucción que nos dio el consejo de supervisión”, escribió el vicepresidente. Facebook dice haber resuelto 15 de las 19 peticiones que le hizo el grupo de expertos.

Con Trump fuera de la Casa Blanca y en su residencia de Mar-a-Lago, Facebook reajusta las normas para el discurso político. La empresa también ha decidido esta semana acabar con la excepcionalidad con la que gozaban los políticos. Desde 2016, año del ascenso de Trump, la empresa consideró el discurso y las expresiones políticas relevantes y noticiosas. Esto permitía a estas opiniones evitar filtros de moderación, un beneficio que el algoritmo no deja al alcance de la mayoría de usuarios. La decisión fue siempre defendida por Zuckerberg, quien aseguraba que la libertad de expresión cobijaba posiciones controversiales u ofensivas. Clegg afirmó en 2019 que los dichos de los políticos deben ser “contenido noticioso que por regla general deben ser vistos y escuchados”.

Esta generalidad llegará a su fin. Facebook admite ahora que algunos mensajes de figuras públicas pueden representar riesgos al orden público. Los políticos que amenazan con violencia o revueltas serán castigados. La tecnológica estudiará caso por caso valorando factores como la severidad de la falta y el historial del personaje en la red, la influencia del político sobre personas que acudan a la violencia para resolver conflictos y la posibilidad de daños físicos. Las figuras públicas castigadas no podrán publicar contenido durante un mes. Los casos más graves tendrán penas como la de Trump, de dos años. Los extremos verán eliminadas sus cuentas. La empresa ha prometido mayor transparencia al comunicar los procesos de castigo, una decisión que antes quedaba fuera del escrutinio público. Estos procedimientos han sido actualizados este viernes en un largo documento que pretende dar nueva claridad a las reglas de moderación.

La empresa asegura que las violaciones a las reglas de la comunidad de Facebook o Instagram llevará a borrar los contenidos publicados. Después de un análisis del material borrado este podría convertirse en un strike, una falta. La tecnológica ha dicho que no habrá faltas por mensajes publicados hace más de mes y medio o hasta cuatro años para las violaciones más graves. No habrá consideraciones para las faltas más severas, como la publicación de contenido sexual infantil, que llevará a la suspensión inmediata de la cuenta o grupo.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción