Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 5G llegará a América Latina en 2020

El despliegue de la nueva tecnología activará el Internet de las Cosas y negocios basados en datos

Sebastián Cabello, responsable de GSMA para América Latina.
Sebastián Cabello, responsable de GSMA para América Latina.

Sebastián Cabello, máximo responsable de la GSMA, el organismo que organiza las telecomunicaciones en Latinoamérica, cree que el despliegue del 5G, la quinta generación de la telefonía móvil, llegará solo un año después de su estreno en Europa en 2019. Según el directivo, el comienzo del despliegue será mucho más rápido que el 2G o 3G.

Durante una conferencia en el Mobile World Congress, Cabello ha estimado que la cobertura del 5G llegará aproximadamente al 50% en el año 2025, cuando el total de conexiones de esta nueva generación será superior a los 50 millones en Latinoamérica. No obstante, no se ha atrevido a aventurar qué país será el primero en iniciar el cambio. 

“5G es más que una nueva generación de tecnología; traerá una nueva era donde la conectividad será cada vez más fluida y flexible, ya que las redes 5G puedan adaptarse a aplicaciones y rendimientos que se ajustan a las necesidades de los usuarios y las empresas. Eso será una revolución en sectores como el automotriz, financiero, salud, transporte, servicios públicos y muchos otros”, ha afirmado Cabello.

América Latina sigue con una tasa de adopción del smartphone muy alta, del 65%. Esperan llegar al 71% en 2020. Desde comienzos de 2016 han sumado 85 millones de teléfonos inteligentes, con especial crecimiento en países como México o Brasil, donde la tasa llega al 72%.

La cooperación entre Telefónica y Facebook en Perú para dar conexión a zonas remotas le parece una buena opción a Cabello para mejorar la situación actual: “La colaboración entre los distintos actores del ecosistema digital es fundamental y estamos viendo, cada vez más, este tipo de alianzas que buscan innovar en los modelos de conectividad. También tratamos de fomentar la colaboración público-privada, que es necesaria para lograr una economía digital próspera que facilite el desarrollo socioeconómico de la región”.

La incorporación a las nuevas tecnologías es un reto para la región.  “América Latina se encuentra ante el gran desafío de la transformación digital y no puede darse el lujo de quedar rezagada de la cuarta revolución industrial. Para eso, es clave modernizar la regulación pensando en desarrollar la economía digital de la región, fomentando la inversión en redes móviles y la innovación”, ha explicado Cabello.

Otro reto es rebajar la gran cantidad de hurtos de móviles, contra la que se han tomado medidas unificadas entre países: “La Base de Datos IMEI de celulares robados de la GSMA constituye el mecanismo más sólido disponible en los esfuerzos globales frente a la lucha contra este flagelo, que ha llegado a cobrarse vidas humanas en situaciones de robo. Hoy en día hay 40 países del mundo y 109 operadores conectados, de los cuales 54 son de América Latina [18 países]. Pero, para poder atacar el robo de terminales de manera integral y efectiva, es necesario abordarlo de manera coordinada de acuerdo a la responsabilidad que cada pilar tenga: usuarios, operadores, reguladores y fabricantes. Sin trabajo conjunto no será posible tener éxito para reducir este flagelo y vamos a seguir trabajando con ese objetivo en mente”.

Más información