Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schmidt predice el final de la censura

El presidente de Google recomienda encriptar todo y cambiar las claves constantemente

Schmidt predice el final de la censura

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha asegurado que la censura en todo el mundo podría terminar en una década. También ha hecho referencia a la vigilancia gubernamental, de la que ha afirmado que se puede evitar con un mejor uso de la encriptación de datos.

Así lo ha señalado durante una conferencia en la Universidad Johns Hopkins, en el que hizo alusión a la censura en China y otros países con libertad de expresión restringida. Según el ejecutivo de Google, conectar a todos los ciudadanos a Internet y proteger su comunicación podría servir para acabar con la censura en estos territorios.

"Primero te intentan bloquear, luego te intentan espiar; después, ganas. Realmente creo que funciona así, porque el poder ha cambiado", ha declarado en declaraciones que ha recogido Reuters.

"Creo que existe una oportunidad real de que podamos eliminar la censura en una década", ha reiterado. En cuanto al viaje que hizo hace unos días a Corea del Norte para promover su causa, Schmidt ha señalado que "claramente" fracasaron. "Lo intentaremos otra vez. No nos han vuelto a invitar", ha relatado. Sin embargo, ha señalado que el objetivo del viaje no era conseguir la democracia sino conectar a la gente con el resto del mundo. "Mi visión es que si podemos conseguir cierta conectividad, entonces empezarán a abrir el país, empezarán a entender otros sistemas", ha explicado Schmidt.

En lo referente al espionaje de la NSA, Schmidt ha declarado que de confirmarse sería "escandaloso y potencialmente ilegal". Para Schmidt, la solución pasa por encriptar los datos de todos los usuarios. Aunque reconoce que aunque el cifrado se puede superar y que las revelaciones de Snowden serían una prueba de que la NSA así lo hizo, añadió que "con claves suficientemente largas y cambiándolas constantemente, se hace muy difícil para cualquier intruso conseguirlo".

Según Schmidt, Google ha aumentado recientemente la longitud y complejidad de sus claves de seguridad. El presidente ejecutivo de Google lo ha definido como "un constante juego del gato y el ratón" entre los gobiernos y los usuarios de Internet.

Schmidt no descarta que "la vigilancia gubernamental y la manera en la que los gobiernos la están llevando a cabo" se mantenga de algún modo, porque "los gobiernos querrán saber qué están haciendo los ciudadanos". Sin embargo considera que "en esa carrera, los censores perderán, y las personas saldrán fortalecidas".