Los grupos de defensa de la privacidad, contra los cambios en Facebook

El abonado dejará de controlar totalmente el permiso para recibir mensajes de terceros

JOEL SAGET (AFP)

Dos grupos de defensa de la privacidad han pedido a Facebook que retire los cambios en sus normas de privacidad que le permitirán compartir datos con Instagram, eliminar la votación de usuario cuando haya cmabios y eliminar restricciones de correo electrónico dentro de la red social.

El Centro de Información de la Privacidad Electrónica (Electronic Privacy Information Center, EPIC) y el Centro para la Democracia Digital (Center for Digital Democracy, CDC) han enviado una carta al fundador de la red, Mark Zuckerberg, para que dé marcha atrás en los cambios anunciados.

En la carta, los presidentes de los centros, Marc Rotenberg y Jeffrey Chester, respectivamente, afirman que las nuevas reglas aumentarán las amenazas a la privacidad de los abonados, además de romper con el compromiso de Facebook con sus mil millones de abonados. Por ese motivo, la red social envió el miércoles pasado un correo a sus abonados anunciando los nuevos términos de funcionamiento y obtener su aprobación.

Una de las novedades es compartir información con Instagram, empresa de retoques fotográficos comprada hace un año. Facebook podría combinar los perfiles de usuario, poniendo fin a su práctica de mantener la información de cada empresa por separado, algo que ya implantó en enero Google con todos sus servicios o empresas, ya fuera el Gmail, los vídeos de YouTube o su red social G+. Al igual que en este caso ha explicado el portavoz de Facebook, entonces Google argumentó que era para una mejora del servicio, aunque detrás se esconde simplemente una ampliación de audiencia y de sus datos para ofrecer al mercado publicitario.

Tras protestas anteriores en este campo,Facebook, a petición de de la Comisión Federal de Comercio, se vio obligado a obtener el consentimiento del usuario para cambiar su configuración de privacidad. El consentimiento personal, pese a que anunció los cambios en abril,  fue enviado el miércoles, víspera de la festividad norteamericana del Día de Acción de Gracias, lo que ha levantado aún más sospechas entre los grupos dedicados a velar por la privacidad de las personas en Internet.

Una segunda novedad es la eliminación del voto del abonado en casos que afectaran a la privacidad, que llevaba en vigor desde 2009. El procedimiento del voto se activaba si se recibían más de 7.000 comentarios (en esta ocasión hay más de 17.000). Pero la votación es meramente consultiva (excepto si se obtiene el 30% del censo, más de 300 millones de votos), Facebook ha eliminado el proceso con el argumento de que busca más "cantidad que calidad". El botón del voto apenas se completaba con un par de palabras y ahora, dicen, la gente tendrá que razonar su postura. “El mecanismo del voto incentiva la cantidad de los comentarios sobre su calidad", ha escrito Elliot Schrage, vicepresidente de Comunicacion de la red. "Estamos proponiendo el final del voto en favor de un sistema que alienta mayor compromiso y comentarios". 

La tercera novedad y la más grave según los grupos civiles, es el fin del control absoluto del abonado en los mensajes que acepta recibir. Facebook, a partir de ahora, se reserva el derecho de enviar a su abonado material que ha encontrado por Internet y que se adapta a sus gustos. Disfrazado con la prosa de Facebook, se deja intuir que si a un abonado le gusta el atletismo podría recibir, por ejemplo, publicidad de una marca de zapatillas. Por si hay dudas, las aclara Erin Egan, directora de privacidad de Facebook: "Nuestra política dice que podemos anunciarte servicios fuera de Facebook basados en datos que tenemos de dentro de Facebook". Según Facebook España: "Se podrá continuar con la posibilidad de bloquear de quien se reciben mensajes y gestionar los que se ven en la bandeja de entrada".

Los grupos de privacidad creen que ese cambio alentará el envío de mensajes no deseados por los abonados.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS