Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 34% de los usuarios de Facebook pasa menos tiempo que hace seis meses

Una encuesta de Reuters/Ipsos añade más dudas al futuro económico de la red social

El 34% de los usuarios de Facebook encuestados pasa menos tiempo en esta red que hace seis meses, según un sondeo Reuters / Ipsos. Las razones son "aburrido", "no pertinente", "no útil". Solo en tercer lugar aparece la preocupación por la privacidad. La misma encuesta señala que un 20% pasa más tiempo.

Por otra parte, cuatro de cada cinco usuarios de Facebook nunca ha comprado un producto o servicio como resultado de la publicidad o comentarios introducidos en la red.  Según la misma encuesta, los comentarios de los amigos solo son determinantes en el 20% de las compras que se realizan.

Los resultados ponen de relieve las preocupaciones de los inversores sobre las posibilidades de Facebook para convertir las visitas en dinero. Un 44% de los encuestados son menos favorables a la red desde que están en bolsa.

"Facebook tiene el reto de la fatiga, del factor desgastado de la novedad, y por lo tanto hay que introducir nuevas formas de interacción", dice el analista de Gartner Ray Valdés, de ahí la necesidad de novedades continuas como la cronología de la interfaz o la compra de Instagram.

La problemática carrera en bolsa ha alentado las dudas sobre el futuro de la red. Ayer lunes, Eric Jackson, fundador de la sociedad inversora Ironfire Capital, pronosticó su desaparición en ocho años, aunque luego matizó que la "desaparición"  era como la actual de Yahoo!, que aún tiene  beneficios, pero que su capitalización bursátil es inferior a la de hace doce años. La justificación para este pesimista futuro, Jackson lo fundamenta en su inadaptación al mundo móvil. Para Jackson, Facebook es la segunda generación de Internet (Google sería la primera), mientras que la tercera es la de las empresas que ya nacen como móviles.

Las pegas de Jackson no son muy diferentes a las que Facebook remitía a la comisión de valores de Estados Unidos antes de su salida a bolsa. En sus factores de riesgo, la red social señalaba su dificultad de adaptación a la plataforma móvil y a las publicidad en el móvil.