Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sinde reafirma su compromiso con la defensa de los derechos de autor

La ministra de Cultura mantiene su compromiso con la propiedad intelectual y responde a un periodista que no piensa dimitir: "¿Y usted?"

La intención de Ángeles González-Sinde es continuar impulsado la ley antidescargas, aunque sea al margen de la Ley de Economía Sostenible: "El Gobierno está plenamente convencido y comprometido con la propiedad intelectual, es fundamental para el desarrollo económico de nuestra industria cultural", ha defendido al salir del pleno del Congreso. "España no puede permitirse el lujo de despilfarrar el talento de nuestros creadores y de tantas personas que trabajan en la cadena de valor de la cultura. Entre todos encontraremos una solución", añadió la ministra.

Tras la votación en contra de la ley Sinde, el PP ha pedido la dimisión de la titular de Cultura. Esteban González Pons, portavoz del PP, ha llegado a afirmar que la ministra "no sirve para nada". La dirigente socialista Elena Valenciano no solo ha negado una posible dimisión, sino que ha reprochado al PP que se levantase de la mesa y no siguiera con la negociación: "El PP debería pensar si para hablar con la ciudadanía no debiera buscar un portavoz más serio y menos imprudente".

A pesar de este revés, Elena Valenciano ha dejado claro la intención de seguir adelante: "La industria cultural es muy importante y vamos a protegerla junto con el derecho a consumirla legalmente".

Intensa resaca política y en la Red

El fracaso en la noche del martes de la polémica ley Sinde, que fue derrotada en la Comisión de Economía del Congreso por 20 votos a 18 una vez que el PSOE se quedó solo en la defensa del proyecto contemplado dentro de la Ley de Economía Sostenible (LES), ha generado una profunda resaca política. La polémica ley Sinde preveía el cierre de las webs que favorezcan las descargas de archivos protegidos por derechos de autor, como películas o música. Después de frenéticas negociaciones a última hora de la tarde con CiU y el PP, sin que los socialistas llegaran a acuerdo alguno, la disposición no pudo salir adelante, por lo que la Ley de Economía Sostenible pasará al Senado sin esa parte. En la Cámara alta el Grupo Socialista tratará de conseguir los apoyos necesarios de cara al año que entra con el objetivo de volver a la carga con la ley Sinde.

La sensación en el Gobierno es de decepción después de ver cómo CiU y PNV se desmarcaron por completo y el PP rompió la negociación y se le levantó de la mesa. El PSOE argumenta que todos los grupos están de acuerdo en el fondo de la ley y que la forma es matizable, pero que se han desmarcado para evitar aparecer como aliados en una ley que ha provocado un gran revuelo en Internet.

Si la resaca era intensa, la propia ministra se ha encargado de multiplicarla con sus declaraciones a la cadena SER: "No, no he pensado en dimitir, ¿y usted?", respondió a un periodista que le preguntó sobre una posible renuncia al cargo tras el revés sufrido por la ley.

Presión de los creadores

Luis Hernández de Carlos, presidente de Fedicine, la asociación que agrupa al 90% de las empresas de distribución cinematográfica, incluidas las poderosas majors norteamericanas, no sale de su asombro. Tampoco es capaz de ocultar la decepción y frustración tremenda ante el rechazo en el Congreso de los Diputados de la ley Sinde y lo que considera "una falta absoluta de valentía política" por parte de los partidos políticos para sacar adelante una norma contra la piratería, aun sabiendo el coste electoral que les produce. "Estamos ante un grave problema de Estado. La imagen de España ha caído por los suelos. Cada vez nos alejamos más de los países europeos que luchan contra la piratería y defienden a sus autores. Esto va a desencadenar una brutal pobreza del sector cultural en España. Aquí", terminó Hernández, "no se protege la propiedad intelectual como sí se hace con la propiedad privada", informa Rocío García.

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, decepcionada por el resultado de la votación, ha pedido a los distintos grupos políticos "responsabilidad" para que "actúen en consecuencia en los próximos trámites legislativos que aún ha de superar la LES". Al mismo tiempo ha advertido de que continuará "con su labor para luchar contra la piratería en Internet" y ha mostrado su intención de luchar contra la piratería "en línea con la legislación adoptada en países de otros Estados miembros de la Unión Europea".

En Twitter el término 'ley Sinde' sigue siendo uno de los más recurrentes: se multiplican las celebraciones, las rimas de mofa y, con menor intensidad, las propuestas para crear un nuevo modelo de explotación de contenidos.

Algunas de las páginas de descargas y streaming han celebrado la caída de la 'ley Sinde'. Series Yonkis, por ejemplo, ha publicado un mensaje agradeciendo el apoyo de los usuarios. El twitter de Alejandro Sanz y el facebook de Miguel Bosé se han convertido en el blanco favorito de los internautas por su apoyo a la ministra.