Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

"Telecinco ha preferido acudir a la justicia en lugar de utilizar nuestras herramientas"

La responsable de YouTube en España defiende su política de ser un socio y no un enemigo para las televisiones

María Ferreras lleva más de un año trabajando en Google, dedicada a YouTube, su plataforma de publicación de vídeos. El día a día de su labor pasa por hacer que mejore el popular servicio, aunque la sombra de los derechos de autor, la percepción de las televisiones como una amenaza o las muchas campañas virales en su plataforma les convierten en objeto de noticia permamente.

Pregunta: ¿Cómo valoraría la situación de YouTube en España?

Respuesta: Me parece un caso claro de éxito. Al llegar me encontré que esto es muy diferente al cable. El negocio es muy diferente al pago por contenidos, donde lo difícil es mantener a los suscriptores y hacer que el usuario se quede contigo. Aquí no tenemos ese problema, tenemos millones de usuarios que además nos dan mucha ayuda con reportes y sugerencias. La gente es muy creativa y los videologgers son entusiastas. Somos líderes en webs de ocio, pero no puedo facilitar datos locales.

P.:. ¿Cuántos trabajadores dedicados a YouTube hay en nuestro país?

R.: Me temo que tampoco podemos dar ese dato. Como entidad no existe YouTube en España, pero representamos el servicio de video de Google.

P.: Entonces, ¿nadie revisa los contenidos?

R.: No, nunca hacemos "pre-screening" (previsualización) de contenidos porque no obliga la ley, no es factible y no incentiva precisamente la participación. Además, sería imposible porque se suben trece horas de contenido cada minuto. Eso supone 18.000 horas al día. La comunidad es nuestro mejor aliado. Como hay más gente viendo contenidos que subiendo, ellos nos avisan cuando algo no es apropiado. Directamente lo marcan en el vídeo y el motivo. Puede ser por violento, por racista, por insultante, cuestiones de privacidad. Estamos sorprendidos porque son muy efectivos. Ha habido ocasiones en que resultó sorprendente ver que en cuestión de minutos nos llegaba el aviso.

P.: Los criterios van por países. Por ejemplo, ¿qué ocurre con el caso de los toros?

R.: Los términos de uso son generales pero son los mínimos. Tratamos de adaptarnos pero con cuestiones de niños nuestra tolerancia es cero. Culturalmente, nos adaptamos a los países. Lo que es un lugar se permite, en otros somos más restrictivos.

En el caso de los toros depende del momento. Procuramos un equilibrio entre la libertad de expresión y el respeto. Si se trata de un pase, no hay ningún problema. Si le está clavando la espada al toro, seguramente se considere lesivo en otros países. En Alemania tenemos especial cuidado con los símbolos nazis, aunque sea una imagen de fondo, se elimina.

P.: ¿Qué incentivos tiene su plataforma para los usuarios?

R.: Les resulta sencillo, pueden crear y se difunde muy fácil. Lo que antes era íntimo ahora da acceso a millones de personas. Se establecen de debates, se comparten opiniones.

Las posibilidades de darte a conocer y mostrar un espectáculo es real. Ya no hay un minuto de fama, sino quince megabytes.

Con la eclosión del periodismo ciudadano permite a los usuarios estar mucho más cerca del medio de comunicación de masas.

P.: Pero, también se paga con dinero.

R.: Se premia la creatividad y la originalidad. Ahora bien, hemos abierto un programa a todo el mundo. Basta con darse de alta y lo aprobamos para contrastar y ver que los contenidos son propios. El porcentaje no lo declaramos públicamente. Queremos que suponga un dinero interesante para ellos.

P.: ¿El usuario podrá elegir qué tipo de anuncios quiere que se vean?

R.: Los criterios serán de Google. Será no intrusiva y relacionada con el contenido. Por ahora sólo tenemos banners en el lateral. Después llegará un "overlay" (una capa dentro del vídeo) que se abrirá dentro de la reproducción pero sólo saldrá si lo escoge el usuario. Si la publicidad no aporta valor, a nosotros tampoco nos interesa.

P.: ¿Mucha gente se ha dado de alta?

R.: Estamos filtrando y decidiendo pero ahora mismo estamos desbordados.

P.: ¿Cómo es su relación con las televisiones españolas?

R.: Muy buena. Tenemos acuerdos con RTVE y Antena 3, muchos tienes sus canales con nosotros. Lo que creemos es que somos un medio complementario pero no una amenaza. La propia CBS en un estudio indica que algunos programas suyos muy clásicos han recuperado audiencia a partir de YouTube.

P.: ¿Como encajáis el fenómeno de Muchachada Nuí?

R.: Este programa comparte público con YouTube y en la televisión lo han sabido entender. Enseguida subieron los vídeos. Lo curioso es que el fenómeno se ha multiplicado y se ha establecido una comunicación bidireccional poco habitual entre audiencia de televisión y los creadores.

P.: Igual que muestra el caso de CBS en Estados Unidos, ¿cómo se gestiona una demanda de petición de datos de usuarios como la de VIACOM?

R.: Ese es un caso que no tiene que ver con nosotros, sino con Google de Estados Unidos y nuestros abogados de allí.

P.: De acuerdo, ¿el de Telecinco en España?

R.: Para nosotros es curioso porque acude a la justicia para conseguir algo que puede conseguir sólo con dirigirse a nosotros. Les hemos ofrecido herramientas cien por cien gratuitas a disposición de cualquiera. Negarse a utilizar estas herramientas es como usar un arado en lugar de un tractor. A los primeros que no les interesa que se vulneren los derechos de autor es a nosotros. Creemos que utilizar la justicia para algo que se puede conseguir de manera gratuita no tiene demasiado sentido. Los usuarios están avisados y saben que esos contenidos no son bienvenidos. Vamos más allá de lo que pide la ley. No esperamos a una orden judicial para retirar algo, basta con que el dueño nos lo indique.

P.: Las televisiones emiten contenidos de YouTube con mucha frecuencia, ¿se ponen en contacto con ustedes?

R.: No, claro que no. Supongo que lo harán con los usuarios que los crean, porque los derechos son de ellos. Nosotros no tenemos los derechos de los vídeos. Cuando una televisión los quiera emitir les debe pedir permiso a ellos.

P.: Es evidente que no lo hacen.

R.: En ese caso, el usuario tendría que ponerse en contacto con ellos. El hecho es que nosotros no concedemos el derecho a ninguna televisión para usarlo.

Alta definición, vídeos de 10 minutos y otras deficiencias

P.: Teneis varios rangos de usuarios, pero ¿algún día se podrán subir más de diez minutos?

R.: El tema de los diez minutos es una protección que tenemos para los derechos de autor. De todos modos, algunos usuarios que hacen contenidos especiales sí pueden. Otra protección es que nuestros vídeos no se descargan, sino que son en streaming. Esto contribuye a que no se plagie.

P.: Plataformas como Vimeo sí permiten la descarga del archivo y vídeos en HD, ¿no se contempla en su caso?

R.: Otros dan un servicio diferente como es este caso. Nosotros no pretendemos eso, sino que la gente entre y vea lo que hacemos. En YouTube sólo hacemos streaming y no es nuestro objetivo. En cuanto a la calidad, no llegamos a HD, pero tenemos ya pruebas en lo que llama HQ, por "alta calidad" en inglés y aunque no llega a HD sí se nota mucho la mejora en la imagen. El ancho de banda aún no permitiría dar alta definición y por nuestros estudios sabemos que para el usuario es más importante no tener que esperar, que no se corte el vídeo, que el hecho de tenerlo con mejor definición.

P.: En JumpCut, el servicio equivalente al suyo pero de Yahoo, se permite edición online, con caretas y banda sonora. ¿Piensan dar mejoras de este tipo?

R.: Existen herramientas en YouTube para hacer algo así pero no se ha publicitado demasiado porque están en "laboratorio". Hemos empezado con anotaciones en sobre impresión para que se hagan enlaces y subtítulos dentro de los propios vídeos.

P.: Muchos usuarios se quejan también de que la página de perfil del autor no tiene un RSS, algo muy común en su competencia.

R.: Lo estamos mejorando. Es nuestra máxima el hacer cambios cada semana para no quedarnos atrás.

P.: Google Vídeo, por ejemplo, permitía enlaces a momentos concretos del vídeo, subida de vídeos más largos y muchas opciones de visualización de las que YouTube carece. ¿Qué será de esta plataforma?

R.: Somos muy sensibles a las peticiones de los usuarios. Por el momento es el buscador de vídeos de Google, de cualquier plataforma. A YouTube se está intentando dar lo mejor que tenía Google Video.

Más información