Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña realizará dos pruebas de apagón analógico en 2006

La Generalitat advierte sobre la posibilidad de fraude en la adaptación de las antenas y recuerda que el precio estimado es de entre 600 y 1.000 euros

El director general de Medios y Servicios de Difusión Audiovisual de la Generalitat de Cataluña, Santiago Ramentol, alertó ayer sobre posibles prácticas fraudulentas en la adaptación de las antenas comunitarias para poder ver la Televisión Digital Terrestre. La advertencia se produjo en un acto en el que el Gobierno catalán anunció para 2006 una gran campaña informativa sobre esta tecnología y dos pruebas piloto de 'miniapagones' analógicos en zonas poco pobladas de Cataluña.

El Gobierno catalán está decidido a apoyar la implantación de la Televisión Digital Terrestre (TDT), una tarea para la que tiene previsto crear una Oficina Ejecutiva y destinar sólo el año que viene un total de cuatro millones de euros. Con esos fondos se realizará entre otras cosas una gran campaña de publicidad, dividida en dos fases, para concienciar a la gente ante la llegada de la TDT, como puede ser que conozcan si están en zona de cobertura o pedir un diagnóstico de su antena.

Probar el apagón analógico

Santiago Ramentol explicó además ayer que la Generalitat realizará el año que viene dos pruebas piloto de 'miniapagones', que tendrán lugar analógicos en dos zonas de entre 100 y 1.000 habitantes, una de ellas montañosa. Esta prueba supone suspender las emisiones de televisión por la vía que se vienen realizando desde hace décadas para a usar únicamente el formato digital. Según la ley vigente en España, las cadenas de televisión deberçan dejar de emitir su señal por la vía tradicional, con tecnología analógica de cobertura estatal o autonómica, antes de 2010, para cuando se prevé que la señal de la TDT llegue a más del 95% de la población.

La Generalitat decidirá en el primer trimestre de 2006 qué dos zonas se escogen para sus dos pruebas piloto, así como la jerarquía secuencial para el apagón analógico, que en Cataluña está previsto que se realizará a partir de noviembre de 2007.

Ramentol también habló ayer sobre las concesiones de canales locales de TD, señalando que algunas están pendientes de la planificación de 30 municipios por parte del Ministerio de Industria, que espera se produzca para finales de año. Esto permitiría otorgar las licencias de emisión en enero. El director general de Medios y Servicios de Difusión Audiovisual de la Generalitat espera que las privadas se puedan conceder alrededor de Semana Santa y tanto unas como otras puedan presentar su propuesta técnica tras el verano y enviarla al Ministerio.

Un 30% de la audiencia televisiva

Durante la presentación de estas iniciativas Ramentol lamentó la "imprevisión" de los fabricantes en la distribución de descodificadores de TDT por no haber "inundado" los establecimientos estas Navidades, se mostró optimista y consideró que a finales de 2006 un 30% de la audiencia televisiva que puede captar la TDT, recibirá los nuevos canales.

Además de la TDT, la Generalitat realizará en 2006 pruebas de DVBH -la televisión por móvil-, de televisión de alta definición y de administración abierta y participación ciudadana.