Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firefox 1.5, el navegador del software libre se renueva

La Fundación Mozilla distribuye desde ayer una nueva versión del programa que mejora en rendimiento e introduce nuevas características

Un año y más de 100 millones de descargas después de que la Fundación Mozilla lanzara a la Red la primera edición de Firefox, desde ayer puede descargarse del sitio de esta organización la nueva edición del programa, la 1.5, que promete consumir menos recursos del ordenador, incorpora un nuevo sistema de actualizaciones y mejoras en la navegación por pestañas.

El lanzamiento el próximo año de una versión mejorada del navegador de Microsoft, Internet Explorer, unido al paso a la decisión de Opera de empezar a distribuir su programa para Internet de forma gratuita parecen haber espoleado a la Fundación Mozilla. Su navegador ha logrado en poco tiempo hacerse con una cuota de mercado que según los estudios puede oscilar entre el 8% y el 10%, pero la amenaza que suponen los movimientos de sus competidores hacen que los desarrolladores del navegador libre no puedan dormirse en los laureles.

El presidente ejecutivo de la Fundación Mozilla, organización sin ánimo de lucro que organiza a los programadores que trabajan en el desarrollo de Firefox y otros programas de código abierto -cuya distribución, copia y modificación es libre-, afirma que las con las "docenas de mejoras" que introduce esta nueva versión del programa muchos internautas descubrirán una "experiencia mejorada de navegación".

Una de las ventajas de Firefox 1.5 es que reduce su peso en el sistema, es decir, utilizar esta versión del programa supone menos trabajo para el ordenador, que reserva así recursos para otras tareas. Otra novedad tiene que ver con la navegación por pestañas. Firefox fue pionero, junto al navegador Opera, en ofrecer a los internautas la posibilidad de ver varias webs en una sola ventana, a través del uso de pestañas. En la nueva versión del navegador este sistema se ha mejorado, permitiendo que el usuario organice las páginas según le sea conveniente con solo pulsar y arrastrarlas.

La Fundación Mozilla afirma haber mejorado además el bloque de ventanas emergentes, los molestos pop-ups, y ha añadido al buscador por defecto que ya incluía el navegador la posibilidad de hacer preguntas a los servidores de Answers.com. La detección automática y suscripción a fuentes de contenidos sindicados -que permiten conocer las actualizaciones de una página cuando estas se producen, evitando tener que visitarlas continuamente- también ha mejorado.

El sistema de actualizaciones también incorpora cambios de relevancia. Anteriormente, para poder disfrutar de las características incorporadas a las nuevas versiones, era necesario descargar completo el archivo de éstas. Firefox 1.5 deja atrás este sistema e incorpora otro que recuerda al utilizado por los sistemas Windows, en el que se pueden configurar actualizaciones automáticas que modifican sólo aquélla parte del navegador que necesita renovarse.

Por el momento el principal problema de usar la nueva versión, según los usuarios que la han comentado en blogs y páginas personales, es el inconveniente de tener que esperar a que los añadidos o extensiones para el navegador diseñados para ediciones anteriores se adapten a Firefox 1.5. El navegador, al ser de código abierto y libre, ofrece la posibilidad de que cualquiera cree pequeños programas que funcionan junto a él y le añaden funcionalidades. Los hay que añaden a los resultados de una búsqueda en Google una imagen de cada entrada, mientras otros permiten realizar búsquedas en la Wikipedia o CNN sin salir del navegador u ofrecen información del tiempo sin salir de este.