Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intel quiere llevar las grandes redes inalámbricas a 100 ciudades de todo el mundo

Ninguna localidad española ha sido incluida por ahora en el proyecto 'Comunidades Digitales'

Intel ha lanzado junto a compañías como Dell, Cisco, IBM o SAP el proyecto 'Comunidades Digitales', con el que pretende llevar las redes inalámbricas de largo alcance a unas 100 ciudades de todo el mundo antes de año y medio. Entre los 13 proyectos piloto ya en marcha hay sobre todo ciudades de EE UU y ninguna de España, donde la incursión de las administraciones públicas en este campo ha sido llamadas al orden por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El mayor fabricante mundial de procesadores trabaja desde 2003 en la promoción del uso por parte de las administraciones locales de las redes WiMax, un sistema de comunicación sin cables que permite el envío y recepción de datos a larga distancia, hasta 50 kilómetros. Desde entonces ha favorecido su extensión colaborado con varios ayuntamientos en la creación de redes inalámbricas, pero ayer reveló que espera extender sus acciones en este campo.

Anand Chandrasekher, vicepresidente de la división de ventas de la compañía estadounidense, afirmaba ayer que esperan llevar esta tecnología a unas 100 ciudades de todo el mundo en un plazo de entre un año y 18 meses. En la actualidad, el proyecto 'Comunidades Digitales' mantiene proyectos piloto en 13 ciudades. Se trata de Cleveland, Corpus Christi, Filadelfia y Pórtland en EE UU, Taipei (Taiwán) Mangaratiba (Brasil), Dusseldorf (Alemania), Gyor (Hungría), Jerusalén (Israel), el Principado de Mónaco, Seúl (Corea del Sur), Osaka (Japón) y Westminster (Reino Unido).

"Estamos trabajando junto a esas comunidades para ayudarles a dar el siguiente paso y que expriman los beneficios de las tecnologías inalámbricas (...), que incluyen menores costes operativos, mayor seguridad pública y una base para el crecimiento y la competitividad", afirma Chandrasekher.

En las ciudades estadounidenses de Filadelfia Cleveland, por ejemplo, las autoridades quieren aprovechar esta tecnología para facilitar el trabajo de los inspectores municipales, que podrán consultar información oficial almacenada en los servidores de la administración mientras realizan su trabajo en la calle. En la localidad tejana de Corpus Christi preparan un enlace inalámbrico para vídeo que usarán la policía y los servicios de emergencia.

La creación de redes inalámbricas por parte de las administraciones no está exenta de polémica, principalmente, porque las operadoras temen que se permita que estas infraestructuras ofrezcan conexiones gratuitas a Internet a todos los ciudadanos. En Filadelfia la preocupación de Verizon estuvo a punto de bloquear el proyecto. La operadora cree que si se ofrece conectividad desde la administración se altera la competencia.

En España, que no ha sido incluida en los proyectos piloto de esta iniciativa, los problemas son similares. En 2003 la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones advertía de que la realización de actividades de establecimiento y explotación de redes y prestación de servicios de telecomunicaciones de forma gratuita podría "producir distorsiones a la libre competencia en el acceso a Internet y en la explotación de redes públicas de telecomunicaciones". Más recientemente, proyectos iniciados por los municipios de Barcelona y Atarfe recibían la sanción oclausura del organismo regulador.