Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Europea multará a Microsoft antes de agosto si no modifica Windows

Hoy expira el plazo impuesto por Bruselas, que exige a MSN que comercialice Windows sin Media Player y facilite sus protocolos de comunicación

La Comisión Europea asegura que el proceso para aplicar la multa al gigante Microsoft debería estar finalizado antes de agosto, si la compañía no cumple su decisión de marzo de 2004 de modificar su programa operativo Windows para que no incluya el MediaPlayer. El plazo para comunicar los cambios se cierra hoy a las 12.00 de la noche.

La CE impuso en marzo de 2004 una multa de 497 millones de euros a Microsoft y decidió que debe comercializar en la UE una versión del sistema operativo Windows desprovista del reproductor multimedia Media Player y ofrecer a sus rivales los códigos necesarios para que sus servidores de redes informáticas funcionen con Windows.

El portavoz de Competencia, Jonathan Todd, afirmó que la Comisión está en contacto regular con Microsoft, por lo que no tiene "razones para creer que no van a hacer su oferta antes de las 12.00 horas". Después, "tomará cierto tiempo a la Comisión analizar lo que han puesto sobre la mesa, porque son cosas muy técnicas", añadió.

Posible multa diaria

"No puedo hoy decir si se van a conformar la decisión de marzo de 2004, pero es una empresa que en general le gusta cumplir las normas", apuntó Todd. Si se comprueba que el gigante informático hace caso omiso de las advertencias de Bruselas, la Comisión puede imponer una multa de un máximo del 5% del volumen de negocios diario a nivel mundial.

"Deberíamos hacer una notificación, contar con una posibilidad de recurso, realizar una consulta de las autoridades de competencia de los Estados miembros y adoptar una decisión del Colegio de comisarios. Es muy difícil responder, pero esperamos que si este proceso es necesario podamos terminarlo antes de las vacaciones de verano", planteó Todd.

Microsoft podría recurrir ante el Tribunal primera instancia, y aunque no sería de carácter suspensivo directamente, la empresa podría pedir la aplicación de medidas interinas al Tribunal.