Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El chófer de Diana conducía bebido y a 200 por hora en el momento del accidente

El conductor del Mercedes en el que encontraron la muerte la princesa Diana y su amigo Dodi Fayed conducía bebido y a 200 kilómetros por hora en el momento del fatal choque, según las primeras investigaciones de la fiscalía de la capital francesa. Henri Paul, número dos de seguridad del hotel Ritz, propiedad de los Al Fayed, donde el sábado cenaron Diana y Dodi, tenía 1,75 gramos de alcohol por litro de sangre, más de tres veces por encima del límite legal, una concentración que reduce drásticamente la percepción, la coordinación y los reflejos del conductor. Uno de los fotógrafos detenidos por el accidente ha declarado que, antes de salir del hotel, Henri Paul les dijo con aire desafiante: "No hace falta que nos sigáis, porque no podréis alcanzarnos".