Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO BANESTO'

El desenlace para Mariano Gómez de Liaño y Sitges, el próximo año

, La única pieza pendiente del caso Banesto se refiere a la situación del abogado Mariano Gómez de Liaño y del ex presidente de Asturiana del Zinc, Francisco Javier Sitges. Ambos fueron inculpados el 23 de diciembre de 1996 por la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional en la llamada trama suiza de Mario Conde, abriendo una pieza separada.La investigación de las actividades de ambos llevó, como pedía la sala de lo Penal, a la juez Teresa Palacios, titular del juzgado central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, a tomarles declaración en calidad de inculpados. Eso ocurrió los pasados días 10 y 11 de marzo de 1997.

Las acusaciones pidieron nuevas diligencias testificales. Una de ellas es la de Paolo Gallone, fiduciario de Conde, Gómez de Liaño y Sitges en Lausana (Suiza). A mediados de agosto pasado, la juez Palacios envió una segunda comisión rogatoria para interrogar al fiduciario Gallone, a fin de que precise aspectos de su primera declaración, que tuvo lugar el 6 de febrero de 1996 y que destapó la trama suiza.

Según el abogado Gallone, las sociedades involucradas en operacicines ilícitas en Banesto (Asni Investments y Jamuna) fueron formadas a petición de sus propietarios Gómez de Liaño y Sitges. La tercera, Kaneko Holding, fue creada por los dos y fue más tarde, en 1991, utilizada por Conde para canalizar su patrimonio privado. Lavar dinero que tenía fuera y traerlo a España. Fueron 3.000 millones de pesetas. Pero, como exige la ley suiza, el ex banquero no puede ser perseguido fiscalmente. Los datos arrojan luz, pero no le afectan.

Por tanto, la juez Teresa Palacíos esperará los resultados de la segunda comisión enviada a Lausana el pasado agosto antes de decidir si abre o no juicio oral contra Mariano Gómez de Liaño y Francisco Javier Sitges por las operaciones Promociones Hoteleras e Isolux, en las que participaron las sociedades suizas Asni y Jamuna a ellos vinculadas. De momento, pues, no se sentarán en el banquillo junto a los otros nueve acusados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1997