_
_
_
_
_

Primera gran condena a la cúpula de iDental: prisión por fraude a la Seguridad Social

La Audiencia Nacional impone hasta cinco años de cárcel a los dueños del grupo de clínicas dentales, que dejó tirados a miles de pacientes al cerrar sin avisar en 2018

La Policía Nacional registra una sede iDental, en una imagen de archivo.
La Policía Nacional registra una sede iDental, en una imagen de archivo.Domenech Castelló (EFE)

La antigua cúpula de iDental ha sufrido un primer y contundente revés. La Audiencia Nacional ha condenado a los antiguos dueños del grupo de clínicas dentales a penas de hasta cinco años de cárcel, además de imponerles elevadas multas, por un fraude de más de 25 millones de euros. El tribunal ha considerado probado que seis de los siete acusados (Antonio Javier García Pellicer, Vicente Castañer Blasco, Luis Sans Huecas, José Luis González Sánchez y los hermanos José María y Juan Garrido López) diseñaron una trama de “artificios engañosos” y “maniobras defraudatorias” para no pagar a la Seguridad Social durante años.

Esta ha sido la primera gran causa que ha sentado a las excúpulas de iDental en el banquillo de la Audiencia Nacional. Pero todavía tienen más cuentas pendientes por juzgar. En 2019, el magistrado instructor José de la Mata también procesó a los seis condenados ahora, junto a otras 29 personas, por crear dos “organizaciones criminales” diferentes centradas, por un lado, en desviar dinero proveniente de préstamos financieros y, por otro, de los tratamientos defectuosos prestados a los clientes. En 2018, el grupo de clínicas cerró sin previo aviso y dejó tirados a miles de pacientes, que vieron cómo se interrumpían sus tratamientos o ni siquiera se iniciaban. Según concluyó la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) de la Policía, durante años se “descapitalizaron” las compañías y se desviaron sus fondos.

De momento, según consta en la sentencia firmada este viernes, la Audiencia Nacional ya da por probado que existió, como mínimo, un fraude a la Seguridad Social y que este se prolongó, al menos, de 2015 a 2018. Sin importar que el grupo empresarial cambiara de manos. En este sentido, los magistrados inciden en que Antonio Javier García Pellicer y Vicente Castañer Blasco fueron los propietarios de la red de compañías hasta octubre de 2017, cuando les sustituyen Luis Sans Huecas y los hermanos José María y Juan Garrido López. Con todos ellos, la dinámica de “impagos y artificios engañosos” persistió, según el tribunal.

Por ello, los jueces imponen tres años de cárcel y una multa de 25 millones de euros a García Pellicer y Castañer Blanco, a los que atribuye un fraude a la Seguridad Social de 8,5 millones. Por su parte, a Sans Huecas y los hermanos Garrido López los condena a cinco años de prisión y a abonar 55 millones, ya que el fraude en su época superó los 18 millones. A González Sánchez, que ejerció como administrador de la empresa, se le sentencia a dos años y seis meses de reclusión como colaborador necesario.

Sobre Sans Huecas y los hermanos Garrido López, los tres compradores de las clínicas dentales en 2017, la Audiencia Nacional incide en que nunca tuvieron “intención de pagar la deuda” con la Seguridad Social que arrastraba el grupo, “más que lo estrictamente necesario para continuar con la marcha del negocio” y “seguir obteniendo beneficios mientras la deuda aumentaba”. “Siguieron adelante con el plan defraudatorio preconcebido, incrementando esa deuda en menos de un año a más de 18 millones de euros”, apostillan los jueces.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

J. J. Gálvez
Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_