_
_
_
_

Amber Heard pacta rebajar a un millón de dólares la indemnización a Johnny Depp por difamación

La actriz, quien perdió en junio un litigio contra su exesposo, retira la apelación en una decisión que califica de muy difícil

Luis Pablo Beauregard
Amber Heard
Amber Heard llega al tribunal de Virginia donde escuchó el veredicto del juicio contra Depp, el pasado junio.BRENDAN SMIALOWSKI (AFP)

Punto final a una cruda batalla judicial. La actriz Amber Heard ha dado a conocer la mañana de este lunes que no seguirá adelante con la apelación que presentó tras perder un juicio por difamación contra su exmarido, Johnny Depp. Ha llegado a un acuerdo para que la indemnización se rebaje a un millón de dólares. “He tomado esta decisión después de perder la fe en el sistema legal de Estados Unidos, donde mi testimonio alimentó el espectáculo y a las redes sociales”, aseguró Heard, de 36 años, en Instagram. La intérprete afirma que llegó a un acuerdo para terminar con el caso, pero que este hecho no admite ni concede que mintió sobre el haber sido víctima de maltrato, una de las conclusiones del juicio celebrado en Virginia en junio pasado.

En el verano, el jurado determinó que los dos habían difamado al otro. La gran victoria fue para el protagonista de Los piratas del Caribe, a quien le fueron otorgados más de 10 millones de dólares que su exmujer debía pagarle como forma de compensación. La jueza Penny Azcarate también estimó que unos dichos del abogado de Depp dañaron la reputación de Heard, a quien le otorgaron 2 millones de dólares.

El importe del acuerdo que cierra el caso ha sido desvelado por los abogados de Depp, que señalan en un comunicado que será la aseguradora de la actriz la que se haga cargo del pago y que Depp destinará el dinero recibido a la beneficencia.

El juicio duró seis semanas que provocaron una enorme atención mediática ante la abierta batalla entre dos figuras de Hollywood. En el fondo de la pelea estaba un artículo de opinión escrito en 2018 por la actriz en The Washington Post, al calor del incipiente movimiento #MeToo, donde Heard contaba su versión como víctima de la violencia machista a manos de Depp, con quien estuvo casada

A finales de julio, el equipo legal de Heard recurrió la sentencia ante un tribunal de apelaciones. “Creemos que la corte cometió errores que impidieron un veredicto justo y de acuerdo con la Primera Enmienda [el artículo constitucional que protege la libertad de expresión]”, dijo entonces un representante de la actriz. Para que el caso siguiera adelante, la actriz debía pagar una fianza de 8,3 millones de dólares. Esto a pesar de que una de sus abogadas, Elaine Bredehoft, aseguró que no tenía el dinero suficiente para cubrir lo que la corte le había ordenado. Depp, por su parte, también había apelado para protestar por el monto que debía pagar.

Después de desacreditar el sistema judicial estadounidense, que convirtió la pelea con Depp en un circo mediático, Heard usó como referente la sentencia favorable que obtuvo en un tribunal del Reino Unido, en noviembre de 2020. “Fui reivindicada por un sistema robusto, imparcial y justo, donde se me protegió de tener que dar los peores momentos de mi testimonio frente a la prensa mundial”, afirma. En cambio, en la corte de Virginia, se encontró en una lucha donde “el poder y la popularidad” importaban más que el debido proceso. “Aunque mi apelación fuera exitosa, el mejor resultado sería la repetición del juicio, donde el jurado debería considerar nuevamente la evidencia. Simplemente no puedo pasar por eso una tercera vez”, señala.

Heard pone este lunes fin al caso después de una “decisión muy difícil”. Los pormenores del juicio fueron seguidos a detalle por la prensa mundial. Muchos de los incidentes vividos por el matrimonio eran amplificados después en la Red, que sirvió de escenario de una batalla cibernética entre los simpatizantes de cada actor. Heard, no obstante, se llevó la peor enfrentando una gran campaña de mensajes negativos y humillantes.

“El envilecimiento que me he topado en las redes sociales es una versión amplificada de las formas en las que las mujeres son revictimizadas cuando dan un paso adelante para denunciar. Ahora tengo finalmente la oportunidad de liberarme de algo que quise abandonar hace seis años, de la forma en la que quiero hacerlo”, afirma la actriz.

La intérprete de Aquaman pasa página. “Al llegar a un acuerdo estoy también eligiendo la libertad de disponer de mi tiempo al trabajo que me ayudó a sanar después de mi divorcio”, añade en la red social. Esto, sin embargo, no significa que dejará de hablar sobre “su verdad”. “Mi voz será siempre mi propiedad más valiosa”, afirma Herad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_