Nueve claves de la victoria de Johnny Depp frente a Amber Heard

El jurado ha concluido que la actriz se inventó las acusaciones de maltrato contra su exmarido

Johnny Depp, junto a un agente y a su abogada Camille Vasquez, en la última sesión del juicio contra Amber Heard.Vídeo: EPV

Los siete miembros del jurado popular han dictado este miércoles su sentencia en el que probablemente haya sido el caso más mediático en Estados Unidos desde el juicio a O. J. Simpson. Tras semanas de exposición pública de su intimidad, de un juicio con testimonios opuestos e incompatibles, el jurado ha concluido que hubo difamación por las dos partes, aunque no del mismo calibre. Ha dictado que Amber Heard debe pagar 15 millones de dólares (unos 14 millones de euros) a Johnny Depp y que el actor le debe pagar a la actriz 2 millones de dólares (alrededor de 1,9 millones de euros). Pero más allá de las cantidades, Depp emerge como ganador frente a su exmujer. Estas son las claves de una sentencia muy esperada:

1. ¿Empate a difamaciones o triunfo claro de Johnny Depp?

Había seis afirmaciones que el jurado debía decidir si eran difamatorias o no, tres de cada parte. El jurado, formado por cinco hombres y dos mujeres, considera difamatorias las tres declaraciones de la actriz y solo una del abogado del actor. La sentencia del jurado no se pronuncia directamente sobre si hubo malos tratos, abusos, agresiones o violación, aunque del sentido de su fallo se puede concluir que el jurado no ha dado credibilidad al testimonio de Amber Heard.

La clave eran las afirmaciones en que ella se presentaba como víctima de maltrato. Como el jurado ha concluido que eran falsedades, la victoria moral casi absoluta —más allá de las indemnizaciones— es de Johnny Depp, aunque él también haya tenido una responsabilidad menor por difamación por una afirmación de un antiguo abogado suyo. El jurado viene a sostener que Heard mintió, que se inventó las acusaciones de maltrato, aunque el abogado del actor la difamó al acusarla de fabricar una escena para incriminar a Depp.

2. El formato de la sentencia

La sentencia dictada por el jurado en el condado de Fairfax (Virginia) no es una sentencia de las habituales en países como España, donde se establecen unos antecedentes de hecho o hechos probados, unos fundamentos de derecho y posteriormente un fallo. No, para empezar porque no se trataba de un juicio penal con acusación de delito alguno, sino de una demanda civil por difamación. Y, además, porque el jurado lo que tenía que hacer era rellenar unas casillas en un formulario previamente entregado por la jueza (y sobre el que hubo una batalla legal de última hora). En el formulario se pedía contestar a una serie de preguntas con un sí o un no para sentenciar si las declaraciones sometidas a juicio eran difamación. Y luego rellenar unas casillas con el importe de las indemnizaciones compensatorias y punitivas.

Elaine Bredehoft, abogada de Amber Heard, abraza a la actriz tras conocerse la sentencia.
Elaine Bredehoft, abogada de Amber Heard, abraza a la actriz tras conocerse la sentencia. EVELYN HOCKSTEIN (AP)

3. Las difamaciones de Amber Heard

Estas son las tres frases de Heard que se sometían a juicio y que el jurado ha considerado falsedades que han perjudicado a Johnny Depp y, por tanto, ha sentenciado que son difamatorias:

— “Hablé contra la violencia sexual y me enfrenté a la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar”.

— “Luego, hace dos años, me convertí en una figura pública que representaba el abuso doméstico, y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que hablan”.

— “Tuve la rara ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abusos”.

Pese a que el artículo publicado por Amber Heard en The Washington Post, de donde salen esas afirmaciones, no mencionaba a Johnny Depp, el jurado ha contestado que sí a las preguntas clave: ¿La declaración se refería al señor Depp? ¿La declaración era falsa? ¿La declaración tiene una implicación difamatoria sobre el señor Depp? El jurado ha contestado sí a las tres preguntas con las tres declaraciones.

4. La difamación de Johnny Depp

La afirmación de Depp —en realidad del que era su abogado, Adam Waldman— que el jurado ha considerado difamatoria es esta declaración publicada en The Daily Mail el 27 de abril de 2020:

— “Simplemente, esto fue una emboscada, un engaño. Le tendieron una trampa al señor Depp llamando a la policía, pero el primer intento no dio resultado. Los agentes acudieron a los áticos, los registraron y entrevistaron a fondo, y se marcharon después de no ver ningún daño en la cara ni en la propiedad. Así que Amber y sus amigos derramaron un poco de vino y desordenaron el sitio, aclararon sus historias bajo la dirección de un abogado y un publicista, y luego hicieron una segunda llamada al 911 [la policía]″.

Camille Vasquez y Benjamin Chew, abogados de Jonny Depp, celebran su victoria en el juicio.
Camille Vasquez y Benjamin Chew, abogados de Jonny Depp, celebran su victoria en el juicio.EVELYN HOCKSTEIN (AP)

En cambio, los miembros del jurado no han considerado difamatorias estas otras dos declaraciones:

— “Amber Heard y sus amigos en los medios de comunicación utilizan las falsas acusaciones de violencia sexual como una espada y como un escudo, dependiendo de sus necesidades. Han seleccionado algunos de sus ‘hechos’ de violencia sexual como la espada, lanzándola al público y al señor Depp”. (The Daily Mail, 8 de abril de 2020).

— “Hemos llegado al principio del fin del bulo de maltrato lanzado por la señora Heard contra Johnny Depp”. (The Daily Mail, 27 de abril de 2020).

Es decir, el jurado no ve difamatorio decir que las acusaciones de violencia sexual eran “falsas” y las de maltrato, “un bulo”. Sí que consideran que era mentira esa acusación de que prepararon un escenario con pruebas simuladas. Por tanto, aunque el formato de la sentencia no contempla como tal un relato de hechos probados, parece evidente cuál es la conclusión del jurado: sostienen que la actriz se inventó las acusaciones de maltrato contra su exmarido, aunque no sea cierto que fabricase con sus amigos en su ático una escena incriminatoria contra Depp.

5. Las indemnizaciones

Johnny Depp, de 58 años, solicitó una indemnización de 50 millones de dólares (unos 47 millones de euros) en su demanda original. La actriz Amber Heard, de 36 años, contraatacó y presentó una reconvención a la demanda, reclamando 100 millones de dólares (93 millones de euros), aunque la abogada de la actriz dejó claro en el juicio que no aspiraban a esa cifra y que la fijaron solo para “mandar un mensaje” después de que Depp hubiera reclamado 50 millones.

El jurado se ha quedado muy por debajo de las cantidades solicitadas. A Amber Heard la sentencia a pagar a Johnny Depp 10 millones de dólares (algo más de 9 millones de euros) de indemnización compensatoria y otros 5 millones (4,6 millones de euros) en concepto de daños punitivos. Sin embargo, la legislación del Estado de Virginia, donde se ha celebrado el juicio, limita los daños punitivos a 350.000 dólares, de modo que la juez ha rebajado la indemnización a un total de 10,35 millones de dólares (9,6 millones de euros).

Por su parte, Johnny Depp deberá indemnizar a Amber Heard por esa frase de su abogado con otros 2 millones de dólares. Se considera una indemnización compensatoria, pero no hay pago por daños punitivos. No hay castigo. Moralmente, eso es otra victoria para Johnny Depp. Aparentemente, el juzgado en lugar de poner un cero en la casilla de daños punitivos la había dejado en blanco. Eso provocó un retraso de unos minutos —cargados de tensión— en la lectura del fallo.

Johnny Depp (a la derecha), subido al escenario en un concierto junto a Jeff Beck, en Londres, esta semana.
Johnny Depp (a la derecha), subido al escenario en un concierto junto a Jeff Beck, en Londres, esta semana.DPA vía Europa Press (Europa Press)

6. La reacción de Johnny Depp

Johnny Depp no estaba presente en la sala de vistas cuando se leyó el fallo. Se encontraba en Reino Unido. En los últimos días, se ha subido al escenario en conciertos de Jeff Beck en Sheffield y en Londres. Pero en cuanto conoció la sentencia, publicó un comunicado en su cuenta de Instagram:

“Hace seis años, mi vida, la vida de mis hijos, la vida de mis seres más cercanos y también la vida de las personas que durante muchos, muchos años me han apoyado y creído en mí, cambió para siempre.

Todo en un abrir y cerrar de ojos.

Se me imputaron denuncias falsas, gravísimas y criminales a través de los medios de comunicación, lo que desencadenó un aluvión interminable de contenidos de odio, aunque nunca se formularon cargos en mi contra. Ya había dado la vuelta al mundo dos veces en un nanosegundo y tuvo un impacto sísmico en mi vida y mi carrera.

Y seis años después, el jurado me ha devuelto la vida. Estoy verdaderamente honrado.

Mi decisión de continuar con este caso, sabiendo muy bien la altura de los obstáculos legales que enfrentaría y el inevitable espectáculo mundial en mi vida, solo la tomé después de pensarlo mucho.

Desde el principio, el objetivo de presentar este caso fue revelar la verdad, independientemente del resultado. Decir la verdad era algo que le debía a mis hijos ya todos los que se han mantenido firmes en su apoyo hacia mí. Me siento en paz sabiendo que finalmente lo he logrado.

Estoy, y he estado, abrumado por la efusión de amor y el colosal apoyo y amabilidad de todo el mundo. Espero que mi búsqueda de que se diga la verdad haya ayudado a otros, hombres o mujeres, que se han encontrado en mi situación, y que quienes los apoyan nunca se rindan. También espero que la posición ahora vuelva a ser inocente hasta que se demuestre lo contrario, tanto dentro de los tribunales como en los medios de comunicación.

Deseo reconocer el noble trabajo del juez, los miembros del jurado, el personal del tribunal y los alguaciles que han sacrificado su propio tiempo para llegar a este punto, y a mi equipo legal diligente e inquebrantable que hizo un trabajo extraordinario para ayudarme a compartir la verdad.

Lo mejor está por llegar y por fin ha comenzado un nuevo capítulo.

Veritas numquam perit.

La verdad nunca perece”.

Amber Heard, este miércoles, en el juzgado de Farirfax.
Amber Heard, este miércoles, en el juzgado de Farirfax.EVELYN HOCKSTEIN (AP)

7. La reacción de Amber Heard

Amber Heard sí estaba presente en el juicio. Siguió la lectura del fallo cabizbaja, con mirada seria y triste, tratando de contener sus emociones. Su abogada la abrazó al acabar la lectura del fallo, ella cerraba los ojos con frecuencia, como hundida. Al cabo de un rato, publicó un comunicado en Twitter:

“La decepción que siento hoy está más allá de las palabras. Tengo el corazón destrozado porque la montaña de pruebas no fue suficiente para hacer frente al poder desproporcionado, el alcance y la influencia de mi exmarido.

Estoy aún más decepcionada por lo que este veredicto significa para otras mujeres. Es un retroceso. Hace retroceder el reloj a una época en la que una mujer que hablaba y denunciaba podía ser avergonzada y humillada públicamente. Hace retroceder la idea de que la violencia contra las mujeres debe tomarse en serio.

Creo que los abogados de Johnny consiguieron que el jurado pasara por alto la cuestión clave de la libertad de expresión e ignorara pruebas tan concluyentes que ganamos en el Reino Unido.

Estoy triste por haber perdido este caso. Pero me entristece aún más que parezca haber perdido un derecho que creía tener como estadounidense: hablar libre y abiertamente”.

8. Los recursos

Lo previsible es que los abogados de Amber Heard (y quizá también los de Johnny Depp) recurran la sentencia ante el Tribunal Supremo de Virginia. Un portavoz de la actriz ha señalado ya este mismo miércoles que piensa apelar.

La libertad de expresión seguirá siendo el principal argumento jurídico de los abogados de Heard. Ha sido poco eficaz en un juicio con jurado, pero puede tener más peso en la decisión de jueces de carrera. Algunos abogados creen que dicho tribunal podría incluso concluir que el juicio nunca debió celebrarse en el Estado y remitir a California, donde tanto Depp como Heard residen. En un caso extremo, el juicio tendría que repetirse allí.

9. El juicio paralelo

A la vez que el jurado seguía las sesiones en Fairfax, las imágenes del juzgado se retransmitían por todo el mundo. Antes incluso de empezar el juicio, las redes sociales tenían ya un veredicto a favor de Johnny Depp y en contra de Amber Heard. Multitud de seguidores de Johnny Depp se han agolpado día tras día para animar al actor, mientras que la actriz ha sido abucheada en directo y vilipendiada y humillada en las redes. Ella ha denunciado que ha recibido multitud de amenazas de muerte.

Seguidores de Johnny Depp, celebrando la sentencia este miércoles a las puertas del juzgado de Fairfax.
Seguidores de Johnny Depp, celebrando la sentencia este miércoles a las puertas del juzgado de Fairfax.CRAIG HUDSON (AP)

En uno de los primeros juicios que han seguido a un caso surgido durante el movimiento Me Too, las implicaciones de la sentencia y de ese juicio paralelo preocupan en el movimiento feminista. La derrota de Heard, más allá de si sus denuncias eran reales o inventadas, y su exposición pública dificultará que otras mujeres den el paso de denunciar. Del otro lado, lo que subraya Depp es que para la opinión pública no será tan fácil dar por culpable a un denunciado sin pruebas que destruyan su presunción de inocencia.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS