La hermana y los amigos de Amber Heard respaldan su versión frente a la de Johnny Depp

Los testigos propuestos por la actriz la vieron con señales de golpes y agresiones

Raquel Pennington, amiga íntima de Amber Heard en la época de su relación con Johnny Depp, testifica a través de un vídeo previamente grabado acerca de la foto de la actriz que se muestra en pantalla.Foto: KEVIN LAMARQUE (AP) | Vídeo: EPV

El juicio que enfrenta al actor Johnny Depp con su exmujer, Amber Heard, encara su recta final. Si no hay retrasos, los expertos esperan que la vista pueda acabar a finales de la semana próxima con las conclusiones de las partes. Tras las declaraciones de Depp y Heard, con versiones diametralmente opuestas, han empezado a desfilar los testigos. La hermana de la actriz, sus amigos y otras personas cercanas respaldan, al menos parcialmente, su versión de que Depp agredía a Heard.

Ninguno ha declarado haber visto una agresión, pero sí que hubo varios que advirtieron rasguños, moratones y otras señales de posibles agresiones. Otros le escucharon gritar o decir tacos y comportarse de forma descontrolada y violenta. Todos los que aparecieron en la sesión del miércoles estaban propuestos por la actriz, así que su versión tampoco resultó una sorpresa.

Mientras Heard sostiene que Depp la agredía y llegó a violarla con una botella, el actor asegura que nunca ha agredido a una mujer y que era él la víctima de malos tratos. El juicio, en el que se dirime una demanda civil, no criminal, presentada por Depp contra Heard y la reconvención de esta, está teniendo lugar en Fairfax (Virginia), por ser donde están las rotativas de The Washington Post, el periódico donde se publicó un artículo firmado por la actriz que ha originado el caso.

Una de las que declaró el miércoles fue la hermana de Amber Heard, Whitney Henriquez (ha adoptado el apellido de su marido). Ambas tienen un notable parecido físico. Henriquez, que probó suerte como actriz sin demasiado éxito en la película Homo erectus, describió el deterioro de su hermana. Dijo que pasó de ser una persona alegre, luminosa y feliz a estar fatal físicamente: “Pesaba como 45 kilos. Estaba demacrada, no dormía... tenía un aspecto diferente”. Y de Depp afirmó que era amoroso, amable y generoso cuando estaba sobrio, pero que demasiadas veces estaba borracho y se ponía violento, arrojando objetos.

Henriquez ha dicho que sospechaba que Depp estaba pegando a su hermana. La abogada de Depp la puso en aprietos preguntándola si ella había animado al propio Depp a que pegara a Amber Heard. Ella admitió que lo que hizo fue bromear al respecto. “No entendía entonces del todo lo que pasaba. Nunca habría dicho eso con lo que sé ahora”, contestó.

También ha puesto ejemplos de tacos, palabrotas y expresiones vulgares que Depp profería, especialmente cuando estaba borracho o drogado.

La hermana de Amber ha contestado las preguntas desde el estrado. De la mayoría de testigos lo que se vieron fueron vídeos pregrabados los últimos años durante la preparación del caso. El más emotivo quizá fue el de su amiga y vecina por entonces de la pareja, Raquel Penington, describiendo entre sollozos las señales de violencia física en fotografías de la actriz: ojos morados, nariz hinchada, un labio ensangrentado... Penington declaró que no vio nunca a Depp pegar a Amber, pero que sí vio cortes, heridas y señales en su cuerpo.

A la testigo le preguntaron si tal vez Heard había fingido las heridas con maquillaje: “No, todo lo contrario. A menudo tenía que cubrir los moratones y las heridas de su cara con maquillaje”, contestó. Penington también negó haberse puesto de acuerdo con Heard para hacer un montaje en su casa que aparentase malos tratos y así pedir una orden de alejamiento.

“Tenía miedo por Amber y estaba triste por Johnny porque también era mi amigo. Me preocupaba su seguridad física y que pudiera hacer algo peor de lo que pretendía accidentalmente”, declaró Penington, quien aseguró que al lado oscuro de Depp lo llamaban “el monstruo”, un nombre que él mismo le había puesto a esa faceta de su personalidad, según la testigo.

Una antigua novia de Heard también declaró haber sentido miedo de Depp y haber presenciado a la actriz con la cara hinchada y enrojecida. Su maquilladora dijo que si un día que Heard asegura haber sido golpeada acudió a un programa de televisión sin que se notase lo más mínimo fue porque ella la maquilló cubriendo las señales. Y su entrenadora personal, que llegaba a la mayoría de las sesiones llorando. Ninguna de ellas declaró en el estrado, sino mediante videos grabados entre 2019 y 2022.

La anécdota de la sesión la protagonizó uno de los asistentes en las bancadas del público. Durante una pausa, tuvo un ataque de risa incontrolable, contagió a buena parte de la sala y finalmente tuvo que retirarse. El juicio continúa este jueves.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS