Oughourlian considera que no es el momento de separar educación y medios en PRISA

El presidente del grupo editor de EL PAÍS asegura que Vivendi “no quiere el control de la compañía”

Joseph Oughourlian, presidente de PRISA, el jueves, en el XXII Congreso de Periodismo de Huesca.
Joseph Oughourlian, presidente de PRISA, el jueves, en el XXII Congreso de Periodismo de Huesca.Javier Broto

El presidente de PRISA, Joseph Oughourlian, explicó el jueves que no es momento de dividir la compañía en dos, con la consiguiente separación de la parte de educación (Santillana) de la de medios (EL PAÍS, Cadena SER, Cinco Días y As). “El mercado de crédito es muy fuerte, hay que aprovechar para hacer una refinanciación de la compañía”, señaló el principal accionista de PRISA, grupo editor de EL PAÍS. “No veo que tenga mucho sentido separar los activos. No creo que el mercado pagara por esto ni que ayudara a la compañía a desarrollarse”, añadió.

Oughourlian participó el jueves en el XXII Congreso de Periodismo de Huesca, que se celebra en la ciudad aragonesa hasta este viernes. El empresario francés ha mantenido una conversación con el director de elDiario.es, Ignacio Escolar, que le ha preguntado por lo que encontró al llegar al grupo, por la situación presente y por los planes de futuro.

El presidente de PRISA habló sobre el papel del grupo de medios francés Vivendi, del que aclaró que “no quiere el control de la compañía”. A finales de octubre, este grupo remitió una carta a PRISA en la que informó de que el 21 de octubre había pedido permiso al Gobierno para que le autorizase la compra de hasta el 29,9% del capital social del grupo. Actualmente el conglomerado ya controla el 9,93%. “Han pedido la autorización para llegar al 29,9% y eso se interpretó como que iban a hacerlo, pero no es lo que dijeron. Dependerá. Han dicho al Gobierno y me lo han dicho a mí que no quieren el control”.

Vivendi está en este momento en el centro de una gran polémica en Francia por la expansión del canal CNews, al que algunos consideran como la Fox News francesa. A pesar de ello, Oughourlian ha señalado que algo así sería impensable dentro del Grupo PRISA: “Les he explicado que, a mi juicio, el mundo de la prensa en España es de derechas y nosotros tenemos un hueco fantástico que es el centroizquierda”.

El financiero francés explicó durante la charla que, a su llegada a PRISA, encontró una compañía “supermal gestionada o no gestionada en los últimos 13 años, en manos de sus acreedores especialmente y de gente que no sabía de gestión”. “Las finanzas deben estar al servicio de un plan y llevamos en cambio 13 años trabajando al servicio de los acreedores”, añadió.

Oughourlian, que desveló que está comprando a título personal buena parte de las acciones del fondo de inversión Amber ―dueño de casi el 30% de PRISA―, considera que el grupo necesita “cuatro o cinco años de tranquilidad” para poder desarrollar el modelo de negocio. “Vamos a buscar tranquilidad desde el punto de vista financiero, vamos a presentar un plan industrial potente para crecer y hay que darle a la gente tiempo. Aquí lo que se necesita es un poco de calma, visión a largo plazo e inversión”. Y defiende que es contraproducente estar todos los años recortando sin invertir.

El director de elDiario.es ha abordado también la “teoría conspirativa” que sostiene que el empresario francés ha alterado la línea editorial de EL PAÍS para “favorecer al Gobierno”. “Yo no he cambiado la línea editorial”, aseveró Oughourlian. “Se cambió con la salida de Antonio Caño y la llegada de Sol [Gallego-Díaz] y yo estaba a favor de cambiar la línea editorial por razones bastante evidentes. De un medio de centroizquierda nos habíamos convertido en un medio de derechas, lo cual era un sinsentido absoluto y era una traición a nuestros lectores”. El empresario ha explicado que cuando entró como consejero se centró en la parte económica. Pero añadió: “Me dolía ver cómo en algunos aspectos en la cúpula nos habíamos convertido en una casa de apuestas políticas”.

Respecto al nombramiento de la actual directora de EL PAÍS, Pepa Bueno, ha indicado: “Es hacer una pequeña revolución dentro de nuestra casa, volver al origen, es ponerle al periódico una cara y una voz”.

Oughourlian también se ha referido al modelo de suscripciones de EL PAÍS implantado en mayo de 2020 y que cuenta ya con más de 120.000 suscriptores digitales. “La duda en España es saber cuál es el techo del mercado, pero de momento no se ve, acabamos de arrancar”, señaló. “El modelo de suscripción te cambia varias cosas. Este contrato que tú tienes con tus lectores, con esto lo puedes fortalecer, es tu modelo de negocio”, según el empresario. “Depender exclusivamente de los lectores es una oportunidad fantástica”, aseguró. “Eso dibuja un futuro para el periodismo muy, muy interesante”. Sin embargo, señaló que es importante gestionar bien la transición porque la publicidad aún pesa mucho.

El financiero remarcó la vocación global de EL PAÍS: “Nos ubicamos en un punto muy interesante para ser global porque los valores de la izquierda son valores globales”. Esto pasa también, añadió, por el crecimiento del periódico en Latinoamérica y entre la población latina de Estados Unidos. Esos valores son “el medio ambiente, el feminismo o la desigualdad, que son temas globales y no los puedes pensar como temas nacionales, franceses o españoles. Me da mucho confort que vamos a ver crecer y aportar mucho en Latinoamérica con nuestra visión del mundo en español”.

Premios del congreso de periodismo

El congreso decano de periodismo en España ha premiado este año a Beatriz Navarro, periodista de La Vanguardia. Navarro recogió el miércoles el XX Premio de Periodismo José Manuel Porquet “por su trayectoria en el terreno de la información internacional” como corresponsal del diario en Estados Unidos y previamente en Bruselas. Navarro considera que la mejor forma “para contar el mundo a un público no experto” es “buscar las pequeñas historias que hay detrás de los grandes titulares”. En definitiva, señaló al recoger el premio, “ir, escuchar, preguntar y contarlo, para llegar así a historias originales”.

El programador y activista informático Jaime Gómez-Obregón ha sido el ganador en esta edición del Premio Blasillo de Huesca 2021, que reconoce el ingenio español en internet. Gómez-Obregón recogerá el galardón en la clausura del congreso.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS