Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANTONI TRILLA, JEFE DEL SERVICIO DE MEDICINA PREVENTIVA Y EPIDEMIOLOGÍA DEL HOSPITAL CLÍNIC DE BARCELONA

“No hay nada más contagioso que el miedo”

El experto en epidemiología hace un llamamiento a la calma y opina que todas las medidas que se están tomando para contener el virus de Wuhan son adecuadas

Antoni Trilla, experto en epidemiología.
Antoni Trilla, experto en epidemiología.

Antoni Trilla (Barcelona, 63 años), jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, cree que las medidas que se están tomando para frenar el coronavirus de Wuhan son las adecuadas, "teniendo en cuenta que no existe ni vacuna ni tratamiento contra el patógeno". Define las cuarentenas de China como "algo sin precedentes" y cree que el sistema sanitario español está haciendo lo correcto: "Intentar la detección de un posible caso viajero, aislarlo y reducir el riesgo de que se produzca una transmisión aquí".

Pregunta. ¿Cómo valora las repatriaciones de los españoles que estaban atrapados en Wuhan?

Respuesta. No supone ningún riesgo para nuestra población. Se podría incluso hacer esta cuarentena en domicilio. La petición es lógica y la veo totalmente aceptable.

P. ¿La cuarentena de quienes llegarán de Wuhan es un exceso de celo?

R. Por lo que parece, viene por el acuerdo al que han llegado con China. No ponían fácil dejar salir a los ciudadanos si los países no se comprometían a seguir una cuarentena. Por seguridad, por cumplir con este trato, ingresarlos durante 14 días con un régimen tranquilo, pensando que no va a pasar nada, me parece bien.

P. Por lo que sabemos del virus, ¿cuál es su potencial?

R. La clave es “por lo que sabemos”. Se puede comportar diferentes maneras, y hay datos que pueden cambiar, o cosas que se ajusten, en un sentido o en otro: la tasa de letalidad [de en torno al 2%] probablemente se calcula solo respecto a los casos más graves. Hoy hay tres escenarios posibles. Uno: que se consiga contener en unos días en China y que la magnitud de la epidemia descendiera de manera rápida. Creo que es poco probable, pero no es imposible. El escenario intermedio es que esta prolongación de las medidas hagan que la epidemia dure 12 o 14 meses y se consiga controlar. La tercera: que la epidemia no se controle en origen, que haya cadenas de transmisión en países que no pueden tomar las medidas de China y que el virus se instale entre nosotros y sea uno más de los que nos dan problemas. Pero yo creo que este es el escenario menos probable.

P. Si se instalase entre nosotros, ¿sería comparable al virus de la gripe, al de una neumonía más común?

R. Yo diría que es menos grave que el SARS [síndrome respiratorio agudo grave], que es el otro coronavirus del que tenemos experiencia, y quizás más fácilmente transmisible. Compararlo con una gripe es complicado porque cada año cambia, muta, afecta a centenares de miles de personas y tiene una mortalidad nada despreciable por el número de afectados. Yo creo que es más comparable al SARS, que desapareció. Estará dando vueltas por algún bicho por Asia, pero las medidas de control en los países afectados consiguieron controlar las cadenas de transmisión.

P. ¿Qué quiere decir la emergencia internacional que ha activado la OMS?

R. Es la activación de un artículo del reglamento internacional sanitario que le faculta a dos cosas: a dar avisos y o recomendaciones (no tiene poder ejecutivo) y, por otra parte, que en caso de China es poco aplicable, permite movilizar recursos tanto económicos como humanos para ayudar al país de origen.

P. ¿Es acertada su aplicación?

R. Si tenemos en cuenta la definición de una emergencia, creo que está justificado hacerlo. Las infecciones en China van aumentando y hay varios países con casos importados.

P. Cuando sus amigos y familiares le preguntan si deben preocuparse, ¿qué les responde?

R. En España no tenemos esta enfermedad y esperemos que si hay un caso importado se detecte y controle a tiempo. Aquí estamos en plena epidemia de gripe. Debemos hacer vida normal y tomar las mismas medidas de precaución: no le tosa en la cara al vecino, lávese las manos… Es una situación de normalidad para nosotros. Pero hay que mirar con los ojos bien abiertos a lo que pasa en China y otros países para comprobar cómo evoluciona. Sobre si viajar o no, es una recomendación muy móvil: si se va, las medidas son también las habituales, quizás allí, usar mascarillas.

P. Hay farmacias españolas donde se han agotado las mascarillas, ¿estamos sobreactuando?

R. Existe una buena frase de la película Contagio que dice: “No hay nada más contagioso que el miedo”. Por lo tanto, una llamada a la calma. La gente puede hacer lo que quiera, pero no es para nada necesario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información