Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo de fútbol de Wuhan ya está en España para entrenar en Sotogrande

Los jugadores superaron el periodo de incubación y no presentan ninguna sintomatología del coronavirus

Llegada a Málaga del equipo de fútbol de Wuhan.

El Wuhan Zall, equipo de fútbol de la ciudad china de Wuhan que entrena el español José González, ha aterrizado pasadas las doce de la mañana en el aeropuerto de Málaga, desde donde partirá hacia Sotogrande (Cádiz) para preparar la pretemporada. La expedición que forma parte del equipo, de unas 50 personas -27 de ellos jugadores- no presentan, según el Ministerio de Sanidad y la Junta de Andalucía, ninguna sintomatología del coronavirus, brote surgido en esa población asiática y que ha provocado 169 muertes y más de 6.000 contagiados.

"En cuanto pasen tres o cuatro días y vean a los jugadores entrenando como un deportista normal, la gente se va a tranquilizar", ha dicho en el aeropuerto el entrenador que ya lleva unos días en España junto con el resto del cuerpo técnico. "El 23 de enero ellos celebraban la Navidad china y se quedaron a 1000 kilómetros de distancia de sus familias", ha aclarado González, haciendo alusión a que el conjunto lleva desde el pasado 4 de enero concentrado en Guangzhou, una localidad a más de 1.000 kilómetros del epicentro del coronavirus.

El técnico gaditano está cansado y sorprendido por el revuelo que ha provocado la llegada de su equipo. "Es una situación bastante incómoda. Estamos hablando de personas, que muchas de ellas tiene a sus familias en la zona restringida y están preocupadas", ha explicado a EL PAÍS. "Riesgo siempre existe, claro. Quién sabe quien venía en el avión por ejemplo, pero el equipo es de gente sana, deportistas", ha señalado, para mandar a continuación un mensaje de calma: "Venimos de estar a mil kilómetros de la zona afectada. Creemos que no va a pasar nada".

El equipo permanecerá en Sotogrande hasta el 24 de febrero, una semana más de lo previsto, ha confirmado el entrenador, porque el arranque de la competición se va a retrasar como consecuencia de la crisis del coronavirus. El Wuhan Zall ya tenía previsto, antes del estallido del brote, instalarse en la localidad gaditana para realizar la pretemporada. "El año pasado fue la primera vez que vinieron aquí y les gustó tanto que por eso el club ha querido repetir. Lleva mucho tiempo previsto", ha explicado González a este diario.

En el aeropuerto también estaba esperando un equipo del Servicio de Salud de la Junta de Andalucía, encabezado por Enrique Moya, jefe del Servicio de Salud de Málaga. Moya ha explicado que los técnicos de la administración andaluza realizarán un seguimiento durante el tiempo en que la expedición del Wuhan Zall esté en Sotogrande. "Ellos vienen con su equipo médico y con sus resultados y análisis que concluyen que no presentan ninguna sintomatología", ha explicado Moya, que ha confirmado que esos informes les han sido solicitados por parte del Gobierno regional.

El Ministerio de Sanidad adelantó que se había preparado un dispositivo específico de Sanidad Exterior para evaluar y monitorizar a los jugadores a su llegada al aeropuerto de Málaga, pero Moya ha afirmado que ha sido Sanidad Exterior la que ha dictaminado que no es preceptivo ningún examen específico y que el seguimiento se realizará en colaboración con los servicios médicos del club mientras estén en Sotogrande. "No es necesario hacer ningún tipo de control. En la remota posibilidad, casi dificilísima, de que alguno presentara una sintomatología tardía, tenemos todos los medios para atenderlos", ha subrayado

Tanto Moya como el técnico del Wuhan y el Ministerio de Sanidad ha insistido en que los jugadores han superado ampliamente el periodo de incubación, ya que el equipo abandonó Wuhan hace 26 días y ninguno de los jugadores ha presentado ningún síntoma. El Ministerio de Sanidad ha reiterado un mensaje de tranquilidad y confianza en el sistema sanitario español. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha insistido esta mañana en trasladar un mensaje de calma a la población, haciendo hincapié en que los visados garantizan que los viajeros cumplen con todas las condiciones sanitarias. "Vienen 300.000 turistas al año de China y espero que los que vengan lo hagan en las condiciones que tienen que ser. Cuando piden un visado para venir entiendo que lo hacen con todas las garantías necesarias", ha apuntado.

“Lo que pasa en Sotogrande, se queda en Sotogrande”. Es dicho habitual y norma preceptiva en esa lujosa urbanización de villas, resorts, hoteles y apartamentos del Campo de Gibraltar. En este amplio complejo privado, ubicado en el término municipal de San Roque conviven con discreción políticos de uno y otro color, personajes televisivos de postín, empresarios y o personajes de la nobleza. Sin embargo, este miércoles ese hermetismo que suele rodear a este núcleo en el que residen más de 2.500 vecinos -tiene hasta su propio periódico- ha saltado por los aires a golpe de titulares por la presencia del equipo chino.

Zona habituada a concentraciones deportivas

El Wuhan Zall va a entrenar en las instalaciones dedicadas al polo que existen en Sotogrande y sus alrededores, tal y como ha confirmado esta mañana Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque. El regidor ha explicado que su consistorio está “en contacto fluido” con las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Sanidad y como el resto de las autoridades ha pedido no caer en el alarmismo. "Nos han trasladado garantías y no hay ningún tipo de problema”, ha indicado Ruiz.

Sin embargo, el nombre de Wuhan no termina de relajar los ánimos. González ha reconocido que el equipo ruso del Krasnodar, que tenía previsto disputar un amistoso con el combinado chino, ha cancelado el encuentro. "Desconozco por qué se ha cancelado el partido con el Krasnodar. Igual es que tienen lesionados o quieren jugar con un equipo de más nivel. Este tipo de cosas pasa continuamente", ha señalado el técnico gaditano.

Desde el pasado jueves no se puede ni salir ni entrar a Wuhan, porque la ciudad está en cuarentena por el virus, ya que las autoridades chinas estiman en 14 días el tiempo de incubación. El equipo chino, integrado por 27 futbolistas, prolongará su concentración de pretemporada en esta localidad gaditana hasta el próximo 14 de febrero.

La Costa del Sol es un destino habitual de los equipos de fútbol de las competiciones que hacen parón en enero o que realizan sus pretemporadas en esta época del año. Decenas de equipos de las ligas holandesa, alemana, rusa, noruega, sueca y también la china recalan en hoteles de la zona para realizar su preparación. Muchos de los complejos hoteleros cuentan con instalaciones deportivas para acoger precisamente este tipo de estancias.

Como en el caso de la costa malagueña, Sotogrande está acostumbrada a acoger diversas concentraciones deportivas internacionales, especialmente de polo. La urbanización es conocida por acoger el Torneo Internacional de esta modalidad durante los meses de julio y agosto en las instalaciones de uno de sus campos, el Santa María Polo Club, en tiempo en el que el residencial multiplica exponencialmente su población por las vacaciones de verano. En temporadas bajas y medias como las de ahora, las distintas instalaciones de polo de la zona ofrecen sus campos adaptados para albergar concentraciones.

El Wuhan Zall no es el único equipo de la primera división china que tiene previsto entrenar en la Costa del Sol. El Dalian Yifang, que también dirige otro técnico español, Rafa Benítez, también llegará en breve a Málaga. Dalian está a casi 1500 kilómetros de Wuhan y, como el club de esa localidad, también estaba concentrado en otra ciudad china, Hubei, a 900 kilómetros del epicentro del coronavirus, una circunstancia que esgrime la Consejería de Salud para tranquilizar a la población sobre la posibilidad de que los jugadores estén contagiados. 

Se agotan las mascarillas en las farmacias

Los turistas chinos que están en España están haciendo acopio de mascarillas en las farmacias para llevárselas a su país. Pero no solo ellos. A las boticas está llegando gente que quiere comprarlas por “miles de unidades”. Son ciudadanos chinos que pretende ayudar a sus familias y las adquieren para enviarlas a sus compatriotas, explica Ignacio Pérez, director de Relaciones con la Industria de Bidafarma, líder nacional en distribución de medicamentos a las farmacias.

En España, Pérez insiste en que no hay mascarillas “ni en las farmacias ni en la distribución”, mientras explica que, si cualquier día normal en un Madrid reparten 150 mascarillas, ahora les están solicitando en torno a las 6.500 diarias. “Y no podemos atenderlas”, reconoce. Los farmacéuticos tampoco.

Bidafarma tiene dos fábricas de las que se abastece. Y estas las envían con cuentagotas. A una de ellas les ha pedido 10.000 unidades. “Ya nos han dicho que nos van a enviar, como mucho, 6.000”. Esa es la situación. Hay dos tipos de mascarillas, cuenta Pérez, la FFP2, de protección química, “de las que siempre se han vendido muy pocas unidades” y las de polen o alergia, que son las de uso común. El mercado busca ambas pero no se encuentra ninguna.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información