Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos se desmarca de sus socios del PP en Murcia por el “pin parental” de Vox

Aseguran que no apoyarán esa medida, ya vigente en la comunidad autónoma, en plena negociación de los Presupuestos

Pin Parental
Fernando López Miras, presidente de la Comunidad de Murcia y José Miguel Luengo, junto a la portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos, Isabel Franco y el secretario general del grupo Vox, Luis Gestoso.

Ciudadanos se ha desmarcado esta semana de sus socios de Gobierno en Murcia, el PP, en plena negociación de los Presupuestos regionales, que necesitan del apoyo de Vox para salir adelante. Los ultraconservadores han puesto entre sus condiciones para votar a favor de las cuentas públicas la implantación de una de sus medidas estrella, el denominado “pin parental” o, lo que es lo mismo, que los progenitores deban autorizar a sus hijos a participar en actividades impartidas por profesionales ajenos a los centros educativos, como las charlas de educación afectivo-sexual.

El consejero de Hacienda, Javier Celdrán, del PP, aseguró este martes en conferencia de prensa que tanto ellos como el partido naranja estarían de acuerdo en aceptar esa propuesta, una medida que él mismo agradece “como padre”. “Más allá de cómo lo llamemos, sea pin parental o formulario de autorización expresa para actividades complementarias, en lo que sí hay un consenso entre los tres partidos es en que haya libertad por parte de los padres de poder autorizar o no a sus hijos cuando imparte una charla alguien que es ajeno al centro, con independencia de lo que se dé”, aseguró.


Un día más tarde, Ciudadanos ha salido al paso a través de Isabel Franco, la vicepresidenta de la comunidad autónoma y consejera de Política Social, que ha desmentido a su compañero del Consejo de Gobierno asegurando que para el partido naranja el pin parental es una “línea roja” que no van a traspasar.

Por su parte, el PSOE murciano no ha dejado pasar la ocasión de tensar aún más la cuerda entre los socios de Gobierno. Su secretario general, Diego Conesa, se ha comprometido a apoyar las cuentas públicas si se asumen sus propuestas básicas (un plan contra la pobreza, más presupuesto para prevenir la violencia machista y medidas contra el cambio climático) además de eliminar el pin parental que, de hecho, se está aplicando ya en los centros educativos de la región desde que comenzó el curso en septiembre.

Vox puso ese consentimiento entre las condiciones para hacer presidente de la comunidad autónoma al popular Fernando López Miras el pasado mes de junio, y aunque Cs ya criticó entonces esa medida, acabó por firmar el documento de investidura que la incluía. En agosto, la Consejería de Educación dictó una resolución con las instrucciones a los centros educativos de infantil, primaria, secundaria y bachillerato de cara al curso 2019-2020 que señala que “se dará conocimiento a las familias” de cualquier actividad complementaria “que vaya a ser impartida por personas ajenas al claustro del centro educativo”, de manera que los padres “puedan mostrar su conformidad o disconformidad con la participación de sus hijos menores en dichas actividades”.

Sindicatos y oposición criticaron duramente al inicio del curso esa instrucción e incluso cuestionaron su legalidad, ya que los decretos que establecen los currículos de primaria y secundaria consideran esas actividades complementarias “evaluables y obligatorias”. No obstante, la instrucción sigue vigente y aplicándose.

Esta es la segunda vez en menos de una semana que Cs hace públicas sus discrepancias con el PP murciano: el pasado 10 de enero votaban con el PSOE y Podemos a favor de tramitar como proyecto de ley el decreto de Protección Integral del Mar Menor que ellos mismos habían sacado adelante a finales de diciembre en el Consejo de Gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información